fbpx

Advertencia sobre vacunas por Ómicron desencadena nueva ola global de ventas

El martes caían las bolsas mundiales y había un cambio hacia monedas más seguras y bonos, después de que el presidente ejecutivo de la farmacéutica Moderna advirtió que es poco probable que las vacunas contra Covid-19 sean tan efectivas contra la nueva variante Ómicron.

Las principales bolsas europeas perdían casi un 1%, el crudo se desplomaba un 3% y el dólar australiano -muy sensible a la confianza económica mundial- tocaba un mínimo de un año, mientras subían activos de refugio como el yen, los bonos del gobierno alemán y el oro.

“Creo que no hay ninguna posibilidad de que (la eficacia) sea del mismo nivel”, dijo el jefe de Moderna, Stéphane Bancel, al Financial Times. “Creo que va a ser un retroceso material. Pero no sé cuánto, porque tenemos que esperar a los datos. Sin embargo, todos los científicos con los que he hablado (…) opinan que ‘esto no va a ser bueno’”.

Los declives iniciales hicieron que las bolsas europeas borraran el rebote del lunes, quedando por debajo de los niveles alcanzados el viernes cuando, los operadores restaron unos 2 billones de dólares de las acciones mundiales en el primer desplome provocado por Ómicron.

No es una buena noticia y viene de alguien que debería saberlo”, dijo Joe Capurso, del Commonwealth Bank of Australia. “Los mercados han reaccionado exactamente como cabría esperar”.

El índice de acciones mundiales de MSCI bajaba un 0-2%, en camino a su tercer mes en rojo del año. Ha aumentado casi un 14% en 2021, mientras que las acciones de los mercados emergentes han perdido casi un 6%.

Ha sido aún más difícil para las acciones de viajes y ocio europeas. Las preocupaciones por una posible nueva cancelación de las vacaciones les provocaron pérdidas de más del 20% este mes, la mayor caída mensual desde el pánico a causa del Covid-19 en marzo de 2020.

La aversión al riesgo también afectaba a los mercados de divisas, con una caída del 0.5% del dólar frente a sus rivales. Su par australiano llegó a perder un 0.65%, tocando un mínimo de 12 meses a 0.7093 dólares, mientras que la divisa japonesa, considerada un puerto seguro, operaba cerca de su nivel más alto en el mes, a 112.98 yenes.

El índice de acciones destacadas chinas CSI 300 cedió un 0,4% y el Hang Seng hongkonés perdió más de un 1.5%, exacerbado por el incumplimiento de un sólido nivel de soporte técnico de 24,000 puntos, según los analistas.

En los mercados de materias primas, el crudo se desplomaba cerca de un 4%, acumulando un declive del 15% en el mes, el peor desde el hundimiento provocado por la pandemia, igual que las acciones de viaje. No obstante, se produce después de un aumento de precios de más del 400% desde ese mínimo.

El euro se aprestaba a continuar su rebote, sobre todo después de que la inflación en la zona euro llegó al 4.9%, por mucho su nivel más alto desde la introducción del euro hace más de dos décadas. En sus últimas operaciones, cotizaba a 1.1350 dólares, muy por encima del mínimo de casi 17 meses de 1.11864 dólares tocado la semana pasada.

Sin embargo, las preocupaciones por Ómicron hacían que el rendimiento de los bonos alemanes a 10 años, considerados como uno de los activos más seguros del mundo, cediera unos 2 puntos básicos, cayendo a su nivel más bajo en poco más de una semana, al -0.345%.

La mayoría de retornos de deuda referencial a 10 años en la zona euro bajaban en una cantidad similar, mientras que el de las notas del Tesoro estadounidense restaban 7.5 puntos básicos, a cerca del 1.45%.

Con información de Reuters