Agatha se degrada a depresión tropical tras tocar tierra en el sur de México como huracán de categoría 2

Agatha se ha ido debilitando después de tocar tierra en el sur de México como un huracán de categoría 2 este lunes. Luego de degradarse a tormenta tropical, el sistema ahora es una depresión tropical, mientras continúa moviéndose tierra adentro del país, según el Centro Nacional de Huracanes.

De acuerdo al reporte de la entidad, Agatha registra vientos máximos sostenidos ahora son de 56 km/h.

Sin embargo, hay posibilidad de fuertes lluvias, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra por el sistema durante las próximas 24 horas, especialmente sobre el estado de Oaxaca, donde podrían registrarse hasta 50 centímetros de lluvia.

Las lluvias más intensas caerán en el estado de Oaxaca, donde se pronostican hasta 40 cm, con posibles zonas aisladas de 50 cm. De hecho, este lunes la Comisión Federal de Electricidad de México informó a través de un comunicado que el paso de la tormenta Agatha dejó a 46.563 personas sin electricidad en la zona de Oaxaca.

Se prevé que Agatha se disipe este martes, pero sus remanentes se trasladarán al sur del Golfo de México a finales de esta semana. Lo que, según las proyecciones, podría conducir a la formación de una nueva tormenta o depresión. “Independientemente del desarrollo, las lluvias localmente fuertes serán posibles a través del sur de México, la Península de Yucatán, Guatemala y Belice a través de la semana”, añadió el Centro Nacional de Huracanes..

Todos los avisos de huracán fueron suspendidos, pero los avisos de tormenta tropical se mantuvieron desde Puerto Escondido hasta Salina Cruz.

Agatha tocó tierra en el sur de México

El huracán Agatha tocó tierra en la tarde de este lunes, justo al oeste de Puerto Ángel, con vientos de 105 mph (170 km/h), según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Desde que comenzó el registro en 1949, este es el huracán más fuerte que ha tocado tierra en mayo a lo largo de la costa del Pacífico de México, dice el CNH.

El centro de huracanes pronosticó que Agatha se debilitaría rápidamente después de tocar tierra y se disiparía “sobre el sureste de México para el martes por la noche”.

La coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca advirtió que antes del impacto “su amplia circulación y bandas nubosas, generaron lluvias extraordinarias en gran parte del estado, pero particularmente en la Costa, Istmo, Mixteca, Sierra Sur, Cuenca del Papaloapan y Sierra Norte y de intensidad variable en la Cañada y Valles Centrales”. También hubo “fuertes rachas de viento en la línea de costa, oleaje elevado y marejadas ciclónicas”.

La entidad además destacó que se preveían “olas de 6 a 8 metros de altura desde Pinotepa Nacional hasta San Mateo del Mar”, así como un incremento en los niveles de ríos y arroyos, deslizamiento de laderas e inundaciones repentinas.

“La marejada ciclónica puede producir inundaciones costeras cerca y al este de donde el centro (del huracán) pase la costa en áreas de vientos terrestres”, dijo el Centro Nacional de Huracanes. “La marejada puede estar acompañada de olas grandes y destructivas”.

Agatha se intensificó rápidamente y se acercó a la categoría de huracán mayor, mientras avanzaba por la costa sur de México, pero finalmente se degradó a tormenta tropical. Este fue el primer huracán de la temporada del Pacífico oriental.

Con información de CNN