Argentina inmoviliza un avión venezolano y retiene a sus tripulantes iraníes

El Gobierno argentino inmovilizó en el aeropuerto internacional de la localidad de Ezeiza un avión venezolano sancionado por Estados Unidos y le retuvo el pasaporte a cinco tripulantes iraníes, según confirmaron este sábado fuentes oficiales.

“El Gobierno inmovilizó en Ezeiza un avión venezolano sancionado por Estados Unidos y le retuvo el pasaporte a cinco tripulantes iraníes”, tuiteó este sábado el ministro de Seguridad argentino, Aníbal Fernández.

El hecho se dio a conocer a partir de un pedido de informes al Poder Ejecutivo que presentó el viernes último el diputado Gerardo Milman, de la principal coalición opositora Juntos por el Cambio.

Según el diputado, se trata de un avión Boeing 747-3B3(M), en configuración cargo, matrícula YV3531, que era propiedad de la empresa iraní Mahan Air, sancionada por Estados Unidos.

En enero pasado la propiedad de la aeronave habría sido transferida a Emtrasur Cargo, filial de la empresa estatal venezolana Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), también sancionada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de los Estados Unidos, según describe la petición de informes.

El lunes pasado, el avión proveniente de México y con destino el aeropuerto argentino internacional de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires, no pudo aterrizar en su aeropuerto de destino y se tuvo que dirigir al aeropuerto de Córdoba (centro), para luego volver a despegar por la tarde para completar su vuelo a Ezeiza, según la misma fuente.

El miércoles pasado despegó del aeropuerto internacional de Ezeiza y, luego de sobrevolar el Río de la Plata durante 20 minutos, aterrizó nuevamente en el aeropuerto argentino, porque, según la prensa local, el avión intentó viajar a Uruguay para cargar combustible y poder regresar a Venezuela, pero el Gobierno uruguayo le cerró el espacio aéreo.

Según el diputado, la tripulación con la que aterrizó en Córdoba estaba compuesta, además, por al menos nueve tripulantes de nacionalidad venezolana.

Denuncia

En una denuncia contra José Glinski, director Nacional de la Policía de Seguridad Aeroportuaria; María Florencia Carignano, directora Nacional de Migraciones; Paola Tamburelli, administradora Nacional de Aviación Civil; Gabriela Logato, presidenta de la Empresa Argentina de Navegación Aérea; Silvia Brunilda Traverso, directora General de Aduanas, se señala que el avión que ingresó al territorio nacional y circuló dentro del mismo al avión Boeing 747, en configuración “Cargo”, matrícula YV3531 fue propiedad de MAHAN AIR utilizado por las Fuerzas Revolucionarias al Quds de Irán y actualmente propiedad de Emtrasur filial de Conviasa.

Los iraníes de la tripulación tendrían vínculos con las Fuerzas Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica especializada en operaciones de inteligencia militar, definida por los Estados Unidos como organización terrorista.

“No es un dato menor mencionar que Ahmad Vahidi, uno de los generales iraníes por los que la Argentina pide la captura internacional y sobre el que existen alertas rojas activas en Interpol por ser autor intelectual del atentado terrorista a la AMIA , era el jefe de la fuerza Quds en julio de 1994”, se lee en la denuncia que interpusieron diputados de Argentina.

Según los flights records recientes de la aeronave los destinos en los que estuvo suman riesgos para la paz y la seguridad de la región, 15 días en Paraguay, Bielorrusia, Teherán, Moscú.

Con información de EFE