fbpx

‘Blindaje’ de las obras de la 4T: ¿Qué implica que sean designadas como ‘seguridad nacional’?

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este martes que el decreto publicado ayer que considera a los proyectos y obras del Gobierno de México como asuntos de “seguridad nacional” tiene el objetivo de agilizar trámites burocráticos.

Sin embargo, catalogar a una obra en esta categoría va más allá de representar una ‘buena intención’ por parte del Gobierno, pues al ser la “seguridad nacional” una de las causas de la reserva de información, prevista en el artículo 110, fracción I, de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, el INAI advirtió que las distintas dependencias de la Administración Pública Federal pueden llegar a reservar la información relacionada con estas obras.

Es decir, que cualquier solicitud de información que se haga para conocer el estado de alguno de los proyectos en marcha podría ser negada.

Esto ya sucedió con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, pues al ser considerada obra de ‘seguridad nacional’, el gobierno reservó por 5 años el expediente de Santa Lucía.

De acuerdo con el Gobierno de México, La Ley de Seguridad Nacional tiene el propósito de preservar la seguridad regida por los principios de legalidad, responsabilidad, confidencialidad, lealtad, transparencia, eficiencia y coordinación.

Con el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal quedan autorizadas para gestionar todo lo relacionado con las obras del Gobierno de México. El artículo segundo de este acuerdo sostiene que se les otorga “la autorización provisional a la presentación y/u obtención de los dictámenes, permisos o licencias necesarias para iniciar los proyectos u obras a que se refiere el artículo anterior, y con ello garantizar su ejecución oportuna, el beneficio social esperado y el ejercicio de los presupuestos autorizados”.

Al respecto, el presidente comentó este martes que se les debe otorgar confianza a las dependencias.

“Las dependencias del Gobierno federal están regidas por principios de protección al medio ambiente, de justicia, de honestidad y que se le tienen que dar facilidades y se le tiene que tener confianza a las dependencias, eso fue lo del acuerdo, es un asunto interno entre dependencias. Por ejemplo, de que Medio Ambiente ayude a Comunicaciones y Transportes, o ayude a Fonatur en las empresas que están trabajando en el Tren Maya para que tengan tramo”.

Aún falta esperar la resolución del INAI para asegurarse de que, tal como lo sostiene el mandatario, el ‘blindaje’ de las obras de la 4T no tiene nada que ver con la transparencia.

Con información de El Financiero