¿Cuáles son los orígenes del Gobierno Abierto?

Sin necesidad de ser elegido o elegida para un cargo popular, cualquier ciudadano tiene la libertad de elegir como y en qué gasta el dinero público, supervisar el trabajo de los funcionarios y servidores y participar activamente en el desarrollo de su comunidad.

A pesar de que suena novedoso, el Gobierno Abierto fue implementado en diferentes medidas desde hace algunos años, aunque el término fue acuñado por Barack Obama en el “Memorándum sobre Transparencia y Gobierno Abierto”, firmado en el año 2009.

Pero empecemos por el principio: ¿Qué es el Gobierno Abierto?

Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD), el Gobierno Abierto se describe como la apertura de procedimientos, documentos y datos del gobierno para la participación pública, así como la creación de mejores políticas y servicios y el combate efectivo a la corrupción.

Mientras que para el Banco Mundial el Gobierno Abierto representa transparencia, participación, colaboración ciudadana y capacidad de respuesta por parte del gobierno.

México fue uno de los países impulsores de la Alianza para Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés), la cual fue lanzada de manera oficial el 20 de septiembre del año 2011, luego0 de firmarse la Declaración para un Gobierno Abierto por los ocho jefes de estados fundadores de esta sociedad civil reconocida por la ONU.

Junto a México, esta sociedad civil fue fundada por Brasil, Indonesia, Noruega, Filipinas, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos y cuyos objetivos principales están:

El reconocer que personas de todo el mundo reclamen transparencia a sus gobiernos, así como mayor participación cívica en asuntos políticos, exigiendo a sus gobiernos ser más transparentes, responsables y eficaces.

Reconocer la etapa que vive cada país en su gobierno abierto, aceptando las prioridades nacionales, las circunstancias y aspiraciones de sus ciudadanos.

Aceptar la responsabilidad de aprovechar momentos para fortalecer los compromisos establecidos para promover la transparencia y lucha contra la corrupción.

En la actualidad, 74 países de todos los continentes participan activamente con esta sociedad, México entre ellos, comprometiéndose a abrir su gobierno para que sus ciudadanos sean participantes en las decisiones políticas.