El caso de Anita Álvarez obliga a la FINA a revisar el reglamento para el ingreso de socorristas

El Mundial de Natación de Budapest quedó marcado por las dramáticas imágenes de la estadounidense, Anita Álvarez, quien se desmayó al finalizar su rutina en la competencia de natación artística. La atleta se sumergió en la piscina tras perder el conocimiento, sin nadie que fuera a rescatarla.

Su entrenadora, la española Andrea Fuentes, dejó su lugar y se metió a la piscina para rescatar a la joven estadounidense. Todo quedó en un susto gracias a la oportuna reacción de la entrenadora, pues poco tiempo después se informó que Anita había recuperado el conocimiento y estaba fuera de peligro.

Andrea Fuentes, sin embargo, exhibió que el protocolo establecido por la FINA (Federación Internacional de Natación) tiene puntos débiles, pues los socorristas en el lugar no actuaron, ya que para ingresar a la piscina deben recibir la autorización de los jueces, por lo que Fuentes decidió ir al agua. “Me he tenido que tirar porque no lo hacían los socorristas”, indicó instantes después de aquel susto.

Una vez que Fuentes llevó a Anita hacia la superficie fue asistida por los socorristas y al final todo quedó en un gran susto.

Sin embargo, ante esta situación, la FINA anunció que analizará el reglamento que impide la entrada de los socorristas sin autorización de los jueces, de modo que se espera que se haga una reforma para que los socorristas no dependan tanto de la decisión de otras personas en situaciones similares.

“Según los reglamentos, (los socorristas) solo pueden saltar a la piscina tras recibir una señal del cuerpo de árbitros”, estableció Belá Merkely, director del servicio de salud del Mundial. “Después de que la entrenadora se lanzara en la piscina, los socorristas, viendo la situación, ya no esperaron la señal de los jueces e intervinieron”, agregó, de acuerdo con TUDN.

Anita Álvarez podría regresar a la piscina el viernes 24 de junio, pues está considerada en la competencia por equipos, aunque todo dependerá de la forma en la que evolucione.

De entrada, Anita recibió descanso tanto el resto del miércoles como el jueves, de modo que su participación o baja se definirá horas antes de la competencia.

Con información de Sopitas