Gobierno de Biden anuncia el fin del programa “Quédate en México” tras fallo de la Corte Suprema

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) anunció la noche de este lunes el fin del programa Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), mejor conocido como “Quédate en México”.

“El Departamento se compromete a poner fin a la implementación ordenada por la corte del MPP de una manera rápida y ordenada”, informó el Departamento de Seguridad.

El DHS informó mediante un comunicado que ya no se inscribirán a las personas en dicho programa, además, quienes ya se encontraban en él serían desafiliadas, por lo que podrán continuar con su solicitud de asilo en EU.

“El Departamento proporcionará información adicional en los próximos días. Los inscritos en el MPP deben seguir las instrucciones en sus documentos judiciales y para presentarse a la fecha programada en el tribunal, según sea necesario”, informó la dependencia estadounidense.

Ayer, un juez federal de Texas anuló su orden de restablecer el programa “Quédate en México”, con lo que se abrió la puerta para que el gobierno de Biden pusiera fin a la medida, que obliga a los solicitantes de asilo a esperar fuera de EU el trámite de sus casos.

El juez federal Matthew Kacsmaryk en Texas anuló su fallo en respuesta a una solicitud del Departamento de Justicia de EU.

La petición se basó en el fallo emitido en junio pasado por la Corte Suprema, que dictaminó que la administración de Biden puede poner fin a la política establecida en 2019 por su antecesor Donald Trump.

La administración demócrata eliminó en febrero de 2021 el programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), también conocido como “Quédate en México”, establecido por Trump (2017-2021), pero en respuesta a una demanda encabezada por Texas, las cortes obligaron a restablecer la medida en diciembre pasado.

El fallo del máximo tribunal devolvió la querella legal a los tribunales inferiores para que tomaran en consideración el último memorando expedido en octubre pasado por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Mayorkas argumentó que había fallas en el proceso y falta de “protecciones humanitarias que las personas merecen según la ley”, coincidiendo con las razones que los defensores de los migrantes han expuesto contra el programa. “Tiene fallas de origen e impone costos humanos injustificables”, sostuvo.

Más de 60 mil solicitantes de asilo, la mayoría de los cuales quedaron varados en campamentos en la frontera mexicana, hicieron parte de la primera parte del programa.

Cerca de cinco mil 800 migrantes han sido procesados a través de la segunda fase de MPP impuesta desde diciembre pasado, según recientes cifras. La mayoría son de Nicaragua, Cuba, Colombia y Venezuela.

Con información de Latinus y EFE