Hay una alerta migratoria contra el Chueco, presunto homicida de los sacerdotes jesuitas en Cerocahui

Además de la recompensa de hasta 5 millones de pesos que ofrece la Fiscalía de Chihuahua por la captura de José Noriel Portillo “El Chueco”, acusado del asesinato de dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas en la iglesia de Cerocahui, ya hay una alerta migratoria ante su posible salida de México.

La noche del 22 de junio, poco después de la conferencia de la Fiscalía sobre los avances en la investigación, el Instituto Nacional de Migración (INM) dio a conocer que publicó una alerta migratoria a nombre de José N “para evitar que se sustraiga de la justicia al estar imputado por varios delitos”.

Es decir que logre escapar, pese a los casos que tiene en su contra como el asesinato de los jesuitas Javier Campos Morales, Joaquín César Mora Salazar y el guía de turistas Pedro Eliodoro Palma Gutiérrez.

La lupa del INM estará sobre los posibles ingresos o salidas en los 194 puntos de tránsito internacional en México, ya sea por la vía aérea, marítima y terrestres.

Aunque eso no es todo. En la mañanera de este 23 de junio, el subsecretario de Seguridad Pública de la SSPC Ricardo Mejía explicó que México también se está coordinando con Estados Unidos mediante el apoyo de la patrulla fronteriza estadounidense.

Mientras que aquí seguirán la Sedena y la Fiscalía de Chihuahua en un operativo para dar con el Chueco —quien tiene una orden de detención por el asesinato de un turista en 2018.

A su vez, el Chueco El Chueco también es investigado por el secuestro de dos personas, habitantes de Cerocahui, y el asesinato de Paul B.

De acuerdo con la Fiscalía General de Chihuahua, ese mismo 20 de junio el Chuecho presuntamente asesinó a Paul B y después secuestró a su hermano Armando B y otra persona.

La Fiscalía aclaró que este caso no está relacionado con turistas y que las víctimas son lugareñas, aunque esto no le resta gravedad a la violencia.

“Queda perfectamente establecido que las personas privadas de la libertad son dos habitantes del lugar y no turistas, a quienes, hay que decirlo, seguimos buscándolos”.

Sobre el reporte de la desaparición de una mujer y un menor de edad, la Fiscalía aseguró que están a salvo.

El Chueco también es investigado por el incendio de la casa de las víctimas tras un partido de béisbol, donde el equipo supuestamente patrocinado por el agresor perdió.

Con información de Sopitas