fbpx

La DEA y la CIA entregaron a Camarena a narcos mexicanos

El Gobierno de los Estados Unidos está revisando testimonios sobre el secuestro, tortura y asesinato del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena Salazar que ligan a esta agencia antidrogas y a la CIA (Agencia Central de Inteligencia) con el caso, según un diario de circulación nacional en los EE.UU. el USA Today.

En la ciudad de Guadalajara en el estado de Jalisco, El 9 de febrero de 1985 el agente Camarena, encubierto en el Cártel de Guadalajara, fue torturado y asesinado. El narcotraficante Rafael Caro Quintero se le acusó por estos lamentables hechos.

Dicho crimen fue uno de los acontecimientos más oscuros en la historia de la DEA, y a pesar de el transcurso del tiempo el caso otra vez tiene vida.

Funcionarios del Departamento de Justicia han recabado testimonios en donde se involucra un agente de la CIA y a un elemento de la Agencia Antidrogas en la organización para torturar y asesinar a Kiki Camarena.

Dicha investigación vuelve a poner en evidencia al Departamento de Justicia de los EE.UU en un capítulo más de la fallida guerra contra las drogas impulsada por el Presidente Reagan desde la década de los 80’s.

Lo anterior bajo la evidencia de Killed by a cartel. Betrayed by his own? US re-examines murder of federal agent featured in ‘‘Narcos’’, firmado por Brad Heath.

Esto evidencia a las agencias del Gobierno de los Estados Unidos y su relación tácita con narcotraficantes mexicanos mientras que el Presidente Reagan armaba a los rebeldes que luchaban contra el Gobierno socialista y Sandinista de Nicaragua.

Una serie de testigos proporcionaron las cuentas que conectan al funcionario de la CIA y al ah ente de la DEA con el plan para asesinar al agente Camarena.

Mika Camarena, viuda del ex agente, mencionó que ella requiere de saber toda la verdad acerca lo que sucedió en la ciudad de Guadalajara en aquellos años con su esposo.

Después de salir libre tras casi 30 años de condena el narcotraficante Rafael Caro Quintero mencionó a una reportera de Proceso que ya no se dedica al narcotráfico, como han indicado los Gobiernos de México y Estados Unidos, y añadió que el no es responsable del asesinato y tortura del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar.

“Ni organicé ni secuestré ni maté al señor Camarena. Estuve en el lugar equivocado”, declaró Quintero en una entrevista exclusiva para la revista de circulación nacional.

Por Redacción. 29 de febrero 2020.

Con información de Sin Embargo.