La estrella de los Chicago Bulls Michael Jordan alza la voz: “Nos han vapuleado demasiado…”

La NBA y sus principales protagonistas, los jugadores, llevan años significándose en las causas sociales, y ahora están implicadps al máxima en las manifestaciones que recorren Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, asfixiado cuando había sido detenido por la policía de Minneapolis.

Si otras veces la figura de Michael Jordan había sido criticada porque muchos creían que el eterno 23 era demasiado tibio, nadie podrá decir algo así esta vez. Jordan, que arrastraba el sambenito de no meterse en política y de aquel “los republicanos también compran zapatillas”, ha sido más abierto en sus declaraciones y sus gestos solidarios en los últimos años. Pero nada como ahora: primero emitió un firme comunicado con su marca, Jordan Brand, y después anunció la donación de 100 millones de dólares para la causa antirracista.

Además, Jordan (propietario de los Hornets) ha hablado con Rick Bonnell, periodista del Charlotte Observer, y ha sido más claro que nunca al referirse a las condiciones en las que viven muchos afroamericanos en Estados Unidos: “Hemos visto que el racismo se ha convertido en algo que de alguna forma es aceptable en ciertos círculos. Hay que entender desde niños que eso no es tolerable. La educación es una parte esencial para el cambio social”. Ahí (igualdad racial, justicia social, acceso a la educación) se destinará la mayor fuerza de esos 100 millones que el astro donará en un período de diez años.

Jordan, que aseguró que la muerte de Floyd tenía que marcar un punto de inflexión, ha asegurado que ha llegado el momento de decir basta: “A los afroamericanos nos han vapuleado durante demasiados años. Se te va el alma así, es algo que ya no se puede aceptar. Es un punto de inflexión, tenemos que ser firmes. Hay que ser mejores como sociedad en los temas de raza”.

También habla abiertamente de cómo cree que cada persona tiene que enfrentarse al racismo: “Hay que plantar cara a los propios demonios. Extender la mano, entender las desigualdades. No podemos dejar que el racismo sea algo aceptable, el cambio tiene que ser profundo. No se trata solo de donar dinero. Tenemos la misión de que todos nos miremos en el espejo. Ese es un gran paso por el que empezar. Solo porque alguien haya nacido en un suburbio no hay que mirarlo como a alguien inferior. No puedes creer que eres mejor que otros solo porque has crecido con más ventajas. La clave es la educación al 110%. Es la mejor forma que tienen los afroamericanos para mejorar las cosas. Para llegar lo más lejos posible, tienes que tener una buena educación. Si dono 100 millones con la marca Jordan, queremos que sean 100 millones que de verdad marquen diferencias. Y eso, atacar el racismo inherente en la sociedad y apoyar la igualdad de oportunidades educativas, es un paso muy necesario. Esto no se trata de firmar cheques”.

Por Redaccion 11 de junio 2020.