México comprometió mil 500 mdd en infraestructura fronteriza, dice la Casa Blanca tras reunión de AMLO y Biden

La Casa Blanca informó este martes que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió con su homólogo estadounidense, Joe Biden, a invertir mil 500 millones de dólares para reforzar la infraestructura en los cruces fronterizos entre ambos países.

En un comunicado conjunto, difundido por la Presidencia de México siete horas después de la publicación de la Casa Blanca, se dio a conocer que la inversión estaría vinculada con proyectos de modernización de los cruces que incrementarán “la seguridad y harán a la economía más resiliente a retos en las cadenas de suministro”.

Los recursos otorgados por el Gobierno de México complementarán los 3 mil 400 millones de dólares que Joe Biden también comprometió para invertir en la frontera con México.

Ambos mandatarios también acordaron lanzar un grupo de trabajo “sobre vías de migración laboral y protección de los trabajadores“, además de otro para atender a la migración infantil.

Mantendrán las “fuertes políticas de control fronterizo“, al mismo tiempo que garantizarán “la plena protección de los derechos humanos” de las personas migrantes.

En cuanto a los acuerdos comerciales relacionados con la seguridad alimentaria, México comprará 20 mil toneladas de leche en polvo de Estados Unidos y un millón de fertilizantes que distribuirá a productores de maíz y frijol.

En materia de narcotráfico, anunciaron un grupo de trabajo para abordar el tráfico de fentanilo, opiáceo que ha disparado las muertes por sobredosis en Estados Unidos.

Y sobre el medioambiente, México comprometió que Pemex desarrollará “un plan de implementación para eliminar las quemas y fugas en operaciones de gas y petróleo en mar y tierra”, en colaboración con Estados Unidos.

López Obrador dijo ante los medios que Estados Unidos y México deberían cerrar filas para ayudarse mutuamente en medio de la elevada inflación y de los desafíos fronterizos, que quedaron de manifiesto con la muerte de 53 migrantes el mes pasado, tras haber quedado encerrados en un tractocamión en San Antonio.

“El aumento acelerado de la inflación representa una amenaza directa para el bienestar de las familias en ambos países y requiere acciones robustas, inmediatas y concertadas”, señalaron los mandatarios en el comunicado. “Por tal motivo hemos acordado combatir de forma conjunta la inflación, acelerando la facilitación del comercio bilateral y reduciendo los costos comerciales”.

Biden, por su parte, aseguró que Estados Unidos y México coinciden en la necesidad de aumentar las oportunidades para la migración legal, especialmente porque más trabajadores pueden ayudar a reducir la escasez de mano de obra en Estados Unidos y contribuir a frenar el alza de precios.

“Esta es una estrategia probada que aviva el crecimiento económico y reduce la migración irregular”, destacó Biden.

“La salida no está en el conservadurismo, sino en la transformación”, dijo. “Transformar, no mantener, el statu quo”, aclaró.

Con información de Latinus, EFE y AP