Mike Pence rechaza invocar la Enmienda 25 contra Donald Trump

A pesar de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, desestimara las acusaciones sobre el supuesto fraude en las elecciones, este ha hecho un último gesto de lealtad hacia el aún presidente Donald Trump, negando invocar la Enmienda 25 que terminaría el mandato del magnate antes de tiempo.

En una carta dirigida a Nancy Pelosi, líder demócrata en la Cámara Baja, el vicepresidente Pence se negó a invocar dicha enmienda, señalando que no cree que echar a Trump antes de tiempo sea una acción beneficiosa para Estados Unidos.

La carta de Pence llegó a Pelosi antes de que los miembros de la Cámara Baja votaran a favor de emitir una resolución para llamar (formalmente) a que el vicepresidente invoque la enmienda 25ª de la Constitución de los Estados Unidos, con la cual se declararía al presidente como incapaz de cumplir con sus deberes y obligaciones y, así, despojarlo del cargo.

Mike Pence abre paso al impeachment

“La semana pasada, no cedí ante la presión para ejercer poder más allá de mi autoridad constitucional a fin de determinar el resultado de la elección y ahora no cederé ante el esfuerzo de la Cámara de Representantes para jugar juegos políticos en un momento tan serio en la vida de nuestro país”, advirtió Mike Pence, lo cual abre la posibilidad de que, si de verdad tanto urge sacar a Trump de la Casa Blanca, se haga por la vía del impeachment.

El proceso de impeachment que enfrentaría Donald Trump sería por “incitar a la insurrección”. Esto sería analizado y votado hoy mismo en la Cámara de Representantes. Al respecto, Mike Pence pidió a los congresistas no hacerlo, ya que seguirle rascando a la posibilidad de sacar a Trump antes del 20 de enero sólo llevaría a más división, cuando de lo que ahora se trata es  de “bajar la temperatura y unir a nuestro país”.

Con información de Sopitas