Podría convertirse Duarte en testigo protegido

Luego de que el ex director de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Emilio Lozoya fuera considerado como testigo colaborador, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que en el caso del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, si la Fiscalía General de la República así lo considera podría tener el mismo nombramiento.

Sin profundizar en si Duarte tomaría el carácter de testigo colaborador o testigo protegido, el mandatario aclaró que sería la FGR quien considere si requiere la colaboración del ex gobernador en otras investigaciones de fuero federal, pero que de igual forma se debe de cumplir con la extradición por los delitos que se le imputan.

“Deben de extraditarse todos los que cometen delitos, sobre todo de corrupción, no sé cuál sea el procedimiento para el caso de César Duarte, eso la Fiscalía lo resuelve, o el caso de García Luna, en México hay denuncias, no es sólo que se juzguen allá, sino también en México”, indicó López Obrador.

A su vez, el presidente afirmó que el expediente para realizar la solicitud de extradición de Duarte fue corregido por la Fiscalía General de la República (FGR), pues en administraciones anteriores esta solicitud se había hecho de manera incorrecta.

Por su parte, el secretario general de Gobierno del Estado, Fernando Mesta, aclaró que a pesar de que la FGR nombrara testigo protegido a Duarte, ese beneficio solo aplicaría en términos federales, pues de manera local podría ser juzgado sin ningún tipo de ayuda.

En tanto, el consejero jurídico del Estado de Chihuahua, Jorge Espinoza, aclaró que López Obrador está mal informado sobre el alcance de las investigaciones que se han mantenido en contra de Duarte, pues pase lo que pase a Duarte lo tendrían que trasladar a Chihuahua donde sería juzgado por los delitos que se le imputan.

“Son dos cuestiones distintas, si la federación lo requiere para aportar alguna información para alguna investigación, en Chihuahua tiene que venir a enfrentar juicios en su contra, son cosas separadas, no por el hecho de que la federación quiera utilizarlo como testigo significa que afecten los casos de Chihuahua, ese asunto (operación Safiro) está pendiente de resolverse en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Está mal informado, porque no puede ser testigo de una carpeta de un asunto que está pendiente de resolver si se regresa al estado o no”, explicó el funcionario.