Política en tiempos del coronavirus…

Murió el doctor Grajeda hay más…
Duarte el fiscal gringo señala no fianza…
El PRI señala: Chihuahua prioritario…
Luis Villegas le responde a Madero…

La muerte del doctor Jesús Enrique Grajeda, debido a las complicaciones por el Covid, es dolorosísima para muchos, pues era un buen hombre, tanto que soportó de forma innecesaria la descortesía política de quien lo invitó a ocupar ese puesto tan importante para cualquier gobierno y que la más de las veces, quienes hacen bien su trabajo pasan desapercibidos o cuando menos, se quedan en el rincón de los olvidados.

Salud es sin duda alguna la cueva de Ali Baba y los 40 ladrones, en eso la han convertido los últimos gobiernos, en lo estatal y en lo federal, pues es la dependencia en donde “mejor se puede desaparecer dinero”, hay mil formas, y muchos, al saberlo, se aprovechan y crean empresas que de la noche a la mañana se vuelven proveedoras que se embolsan cientos de millones de pesos en compras sin licitaciones y con precios inflados.

Eso lo vimos en el pasado y por eso Salud está en quiebra y eso lo vimos en el presente y por eso Salud está en quiebra.

Los que saben del tema, dicen que el doctor Grajeda intentó por todos los medios posibles cerrarle el chorro a la corrupción, la cual corre como pandemia estacionaria en esa dependencia.

Peo la muerte del urólogo, pudiera ser utilizada como magnifico pretexto para que las autoridades de Chihuahua nos digan la verdad sobre la pandemia que azota a todo el mundo y que en nuestra entidad está causando estragos.

Basta con enterarse que en los hospitales aumentó la solicitud para que les manden bolsas para cadáveres y que en el sector salud, son muchos los médicos y enfermeras que a pesar de que toman todas las debidas precauciones han resultado infectados y que salud en sus reportes diarios minimiza, en una actitud que no es entendible, pues la pandemia y sus estragos “no es culpa de ellos”, es decir, hay que entender que un descuido, una falta de atención, puede ser la culpable de que un profesional de la salud se contagie. Pero además, son miles de ciudadanos quienes no ponen en práctica ninguna de las medidas de prevención y contra eso es imposible “que el gobierno” pueda contener la enfermedad.

No se puede poner uno a escribir si la muerte del doctor Grajeda se pudo evitar o no, los que somos católicos entendemos que los designios de Dios son inescrutables o cómo decían los viejos, “matrimonio y mortaja, del cielo baja”, pero sería sumamente doloroso que esa muerte, la cual para algunos puede pasar solo como “una más”, no sirva para detonar en salud la necesidad urgente de que nos cuenten la verdad absoluta, esa que puede ser sumamente dolorosa, esa que puede espantar, pero la verdad de las cosas, esa que hoy se vuelve absolutamente necesaria conocer, para que todo mundo la entienda, para que todo mundo se preocupe, para que todo mundo haga caso…

— — — — — — — — — —

El Fiscal Jason Wu, que es el encargado de las acusaciones contra César Duarte, en su juicio de extradición que se le sigue en Miami, Florida, determinó que el ex gobernador de Chihuahua, solicitarle al juez que no se le conceda la libertad bajo fianza, pues existe la presunción de que al ser él un “fugitivo internacional”, podría darse a la fuga.

El tema es nota en diversos medios de Estados Unidos y algunos de los llamados “nacionales” en México, quienes tocan el asunto y claro que hay quienes dicen que “ese nuevo linchamiento mediático” contra el ex gobernador de Chihuahua, tiene su centro de operaciones en Palacio de Gobierno de Chihuahua.

Pero la verdad de las cosas, es que la postura del fiscal Jason Wu, es la que normalmente asume un fiscal en cualquier juicio en los Estados Unidos, es decir, muy difícilmente un fiscal acepta sin chistar la solicitud de seguir el juicio en libertad condicionada.

Así que poniendo las cosas en perspectiva, decir que la postura del fiscal se debe a la “operación política de Palacio de gobierno de Chihuahua”, es un despropósito enorme, lo mismo que pensar que el manejo mediático del tema en los medios gringos, es porque el “aparato de Chihuahua mueve el pandero”, pues es cuestión de dar risa, pues esos no pueden ni con el panderito local, menos podrían con el que escribe en ingles y se cobra en dólares.

Pero lo que si puede ser verdad, es que sea Palacio el que esté meneando la parte mediática local y nacional, para explotar el tema y tampoco se les puede acusar de nada “extraño”, al ser César Duarte el enemigo más odiado, al ser uno que andaba prófugo y que hoy está detenido, pues hay que buscar magnificar todo lo que se puede utilizar en contra del acusado. Digamos que la ley lo prohibe y que esa situación es persecución política, pero si no lo hacen, pues de plano serían tachados de ser mucho, pero mucho muy inocentes, de esa inocencia que se escribe con pendejo al inicio.

Así que la postura del fiscal del caso Duarte, pues esta semana será el tema de charlas de café, sobre el asunto ese y mientras no existan más detenciones ligadas a la corrupción duartista, pues no hay más carnita para alimentar el morbo del respetable…

— — — — — — — — — —

El sábado pasado “Alito” Moreno vía digital les impartió la bendición a la estructura bazanista de Chihuahua, lo que de suyo fue una patada en salva sea la parte -en serio, nunca he entendido porque la cola es una parte salva, pero en fin-, el caso es que esa bendición impartida fue tremenda derrota para todos aquellos que le mueven al pandero para intentar hacer caer al presidente estatal del tricolor, acusándolo de que no hay suelo parejo al ser él uno de los aspirantes a la candidatura en el 2021.

Pero Alito no se conformó con impartir su bendición y hacer oídos sordos a las quejas contra Omar Bazán, por el contrario, les cantó la misma canción que Omar les ha estado cantando en todo el Estado, cuando les dijo: “El Partido es de todos, trabajemos en unidad y demuestren de qué están hechos los priistas de Chihuahua”.

Es decir, como dijeran en las transmisiones del futbol, cuando un futbolista cae al suelo, pero no hay falta, “levántese que esto es de hombres”. Y los que recibieron el mensaje deberán de levantarse y seguir jugando, pues si se quedan arrastrándose en el suelo, pues hasta ridículos se van a ver.

Y aunque algunos le digan de todo a Omar Bazán, lo cierto es que el sábado le tomaron protesta a más de mil priistas, que conforman 60 comités municipales y hablar de que en su peor tiempo de crisis el PRI tiene lista su maquinaria oficial en prácticamente todos los municipios de la entidad, pues habla de mucho trabajo y de que ellos siguen siendo una fuerza política real.

Ya en segundo término se pudiera hablar del otro mensaje de Alejandro Moreno, cuando dijo que para el PRI nacional Chihuahua es prioritario y que su objetivo es derrotar al PAN en el entidad y volver al gobierno, pero digamos que esa arenga solo es mitinera, es una inyección de animo para los suyos, es algo que tenia que decir y lo dijo.

Es decir, claro que se entiende que los priistas quieren competir para ganar, para obtener la revancha, para sacarse la espinita, pero todavía no ase puede asegurar que la puedan conseguir, la quieren y se están armando para ello, ¿les alcanza?, quien sabe, el hartazgo ciudadano es el que tendrá la palabra en el 2021…

— — — — — — — — — —

El magistrado Luis Villegas, asume la vanguardia y la emprende en contra del senador Gustavo Madero, por la expresión aquella que ha hecho el chaparrito senador de que al interior del PAN había “unos ratoncitos que le tenían miedo a la democracia”.

La respuesta de Luis Villegas, quien se entiende que ya no es miembro activo del PAN, pero sigue siendo un panista “furibundo” le dedicó una de sus “cartas” a Gustavo y de entrada are responde: “Ratona su tiznada madre” y tras ello se arranca el magistrado con su forma tan demoledora de escribir, donde además urge a sus ex compañeros de partido que se de un real proceso de unidad y se pongan a trabajar para lograr detener a Morena en la entidad en el 2021.

La editorial de Luis se explica por si sola y aquí se la compramos integra:

“RATONA SU TIZNADA MADRE.

La semana pasada en un programa en vivo, Los Analistas, el tocayo Luis Froylán Castañeda le preguntó al Senador Gustavo Madero Muñoz su opinión sobre la fractura interna del PAN con motivo de la ofensiva de Javier Corral contra la Alcaldesa Maru Campos. La respuesta del legislador tomó por sorpresa a muchos y no sólo al propio entrevistador: “esos panistas son ratoncitos miedosos”.

Ése fue el primer aviso; a renglón seguido, en los días posteriores se sumó jubiloso, sin pudor ni rubor, a las giras de trabajo de su padrino el Gobernador: primero fue la cabalgata villista, en una gira por Parral (haga de cuenta Chelelo y el Ratón Vaquero), y después los municipios de Chínipas y Zaragoza; días antes había afirmado con todas sus letras, en un programa de radio, que sí aspiraba a convertirse en “el candidato del Gobernador”.

Días más tarde, “los ratoncitos miedosos” —como los fantasmas, que se “materializan” merced al ectoplasma— cobraron cuerpo y forma: Carlos Reyes López, Enrique Terrazas Torres, Guillermo Luján Peña, Martín Vargas Téllez, Humberto Olivas Caraveo, Carlos Angulo Parra, Jeffrey Jones Jones y Leopoldo Lozano Calderón, fueron algunos de los pseudoroedores que hicieron acto de presencia para decir que en esta coyuntura, era necesario para los actores políticos panistas “tomar consciencia de la responsabilidad que llevan sobre sus hombros”

Ésa es, como luego se dice, una llamada de obispo; la locura fratricida que campea libre por los corredores de Palacio no la para nadie; para ello, sería necesario que el orate fuera capaz de pensar como el común de los mortales y no es así.

Ungido por la predestinación (en su locura infame, muy similar a la de AMLO, es posible que crea que el “dedo de Dios” se distrae a ratos y, en vez de escribir el eterno destino de la Patria, se ocupa de redactar la biografía propia), como un nuevo Cayo Petronio (“Arbiter elegantiae”, en la época de Nerón ¡Ay, miren, otra casualidad!), el loquito pontifica y, a dedo, distingue entre buenos y malos.

Si quieren salvarse del escoraje -y, de paso, salvar a Chihuahua de la tragedia monumental de que MORENA se haga con la gubernatura en el 2021-, los panistas sólo tienen una salida (muy fácil además): mandar al alienado, literalmente, al carajo; acordar entre ellos y ponerse a trabajar. Sí, sí, sí, sí, déjense de cartitas que todos leen y nadie entiende ni, muchos menos, van a atender. Siéntense todos, Municipio por Municipio, Distrito por Distrito, y resuelvan sus diferencias de cara al proceso electoral del año que entra.
 
Aíslenlo, dejen solo al desequilibrado en su intento huero de quemar adversarios, hundir flotas, devastar ciudades y aniquilar mundos; en tanto, pónganse de acuerdo en quiénes, cómo, dónde y cuándo; sólo así podrán demostrarle a Maderito y a su amo que ratona… ratona su tiznada madre.
 
Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: http://unareflexionpersonal.wordpress.com/”.

Fin de la carta de Luis Villegas.

Fuente: La Jiribilla