fbpx

Protestan en Polonia por la muerte de una mujer a la que se le negó un aborto

Recientemente, grupos defensores de derechos convocaron a diferentes protestas en Polonia luego de que una mujer muriera tras negarle abortar. Sí, este es uno de los países de Europa con las más restrictivas leyes de interrupción voluntaria del embarazo.

De acuerdo con información de Europa Press, grupos defensores de los derechos de las mujeres convocaron a diferentes protestas en Polonia luego de que se le negara abortar a una mujer, motivo por el que perdió la vida. Así es, desde el pasado lunes comenzaron a darse diferentes manifestaciones en diferentes puntos de este país con el lema “Ni una más”, informó el periódico Gazeta Wyborcza.

Y es que el Tribunal Constitucional determinó desde hace un año que el aborto por malformaciones fetales graves, como enfermedad o discapacidad, va contra la Constitución. Sin embargo, hace poco una abogada dio a conocer que una mujer de 30 años fue a un hospital de la localidad de Pszczyna por la pérdida del líquido amniótico.

A pesar de que los médicos ya habían diagnosticado defectos en el feto, que también confirmaron los especialistas del hospital al que ingresó, decidieron esperar porque es lo que se indica la ley de Polonia. Lamentablemente, en menos de un día, tanto el feto como la mujer murieron.

Después, los abogados de la familia de la mujer indicaron en un comunicado que los médicos confirmaron los defectos congénitos y que aún así se negaron de realizar el aborto “hasta la muerte del feto”, lo cual se encuentra “relacionado con la normativa vigente que limita la posibilidad de un aborto legal”.

Mientras tanto, la dirección del hospital donde ingresó la mujer, señaló que los médicos hicieron todo lo posible, pero también informaron lo siguiente por medio de un comunicado: “La evaluación del estatus legal con respecto a la permisibilidad de la interrupción del embarazo es un asunto aparte”, y luego agregaron: “Sólo hay que destacar que todas las decisiones médicas se tomaron teniendo en cuenta las disposiciones legales vigentes en Polonia”.

Por otra parte, el Ministerio de Salud encargó al Fondo Nacional de Salud para que investigue lo que ocurrió en el hospital de Pszczyna, según el vocero Wjciech Andrusiewicz. Aunque el principal propósito de las averiguaciones, según el diario Rzeczpospolita, es aclarar si se cometió algún tipo de irregularidad.

A pesar de la muerte de la mujer por negarle abortar, el Tribunal Constitucional de Polonia insistió que el aborto por malformaciones fetales graves, como enfermedad o discapacidad, es contrario a la Constitución.

Por último, cabe señalar que actualmente solo se permite abortar en caso de que exista una probabilidad muy alta, que no ocurrencia, de una discapacidad o enfermedad grave del feto. O también si el embarazo pone en riesgo la vida o la salud de la madre, así como cuando es resultado de violación o incesto.

Con información de Sopitas y Europa Press