“Se avecina un invierno de descontento a escala mundial”: ONU

Según como lo ve el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, hay que irnos preparando para un duro invierno, porque hay un grave problema detectado, pero nadie quiere hacer algo para intentar resolverlo.

Nuestro mundo está en un gran problema”, advirtió Guterres al comenzar su discurso. “No nos hagamos ilusiones. Estamos en mares agitados. Un invierno de descontento global está en el horizonte, una crisis del costo de vida se está librando, la confianza se está desmoronando, las desigualdades están explotando y nuestro planeta está ardiendo”.

El líder de la ONU no sólo se refirió al tema de Rusia. Fue más allá: el problema que nos cargamos es por causa de las actividades que afectan al medio ambiente.

Los que contaminan deben pagar”, advirtió Guterres, quien señaló que de alguna forma les debe costar a las empresas el daño creciente al medio ambiente, el cual se ve reflejado en las olas de calor, las inundaciones, la sequía y otros impactos climáticos.

El dinero cooptado de su propuesta, agregó el secretario general de la ONU, podría destinarse a las naciones más vulnerables, las cuales sin deberla ni temerla sufren pérdidas cada vez mayores por la crisis climática.

Hoy hago un llamado a todas las economías desarrolladas para que graven las ganancias extraordinarias de las empresas de combustibles fósiles”, señaló Guterres en un discurso ante la asamblea general de la ONU.

Quizás esperando que se llegue a juntar un buen fondo, el líder de la ONU señaló que parte de los impuestos podrían llegar a manos de las personas que luchan contra el aumento de los precios de los alimentos y la energía. 

Lo anterior podría parecer un círculo vicioso, sin embargo, es la manera en como la ONU piensa que podría reducirse – aunque sea un poquito – el daño al medio ambiente. Algo que ya urge y se nota: especialistas internacionales consideran que el de ayer es uno de los discursos más pesimistas que Guterres ha ofrecido desde que fue nombrado secretario general de Naciones Unidas.

Tan pesimista, que el secretario general de la ONU quizás previendo cuál será la respuesta a todo su discurso (indiferencia absoluta, lamentablemente), también mencionó que “la comunidad internacional no está lista ni dispuesta a enfrentar los grandes y dramáticos desafíos de nuestra época”.

“Tenemos el deber de actuar y, sin embargo, estamos estancados en una disfunción global colosal”, lamentó Guterres.

Con información de Sopitas