Connect with us

Interesante

Cómo se está recuperando la capa de ozono tras décadas de retroceso

La acción humana para salvar la capa de ozono ha funcionado como se esperaba y es posible que se recupere en solo unas décadas, asegura Naciones Unidas.

Un acuerdo internacional firmado en 1987 para dejar de usar los productos químicos nocivos que dañaban la capa de ozono ha tenido éxito, indica una evaluación del organismo internacional.

La capa de ozono es una parte delgada de la atmósfera terrestre que absorbe la mayor parte de la radiación ultravioleta del sol.

Cuando se agota, esta radiación puede llegar a la superficie y causar daños potenciales a los humanos y a otros seres vivos.

Los rayos ultravioleta pueden dañar el ADN y causar quemaduras solares, lo que aumenta el riesgo a largo plazo de padecer enfermedades como el cáncer de piel.

La capa de ozono comenzó a agotarse en la década de 1970.

Esta pérdida se atribuyó a los clorofluorocarbonos (CFC), que se encuentran comúnmente en latas de aerosol, refrigeradores, aislamiento de espuma y acondicionadores de aire, por devorar la capa de ozono.

Los científicos descubrieron un gran agujero en la capa en 1985. Solo dos años después, se firmó el Protocolo de Montreal, en el cual 46 países se comprometieron a eliminar gradualmente los químicos dañinos.

Posteriormente, el acuerdo se convirtió en el primer tratado de la ONU en lograr la ratificación universal, y casi el 99% de las sustancias prohibidas que agotan la capa de ozono ya se han eliminado.

Advertisement

El agujero de ozono antártico continuó expandiéndose hasta el año 2000, pero luego su área y profundidad comenzaron a mejorar lentamente.

Estrategia efectiva

Ahora, un informe coproducido por agencias de la ONU, Estados Unidos y la Unión Europea dice que el Protocolo de Montreal está funcionando como se esperaba.

Señala que, si se mantienen las políticas actuales, la capa de ozono se restaurará a los valores de 1980, antes de que apareciera el agujero de ozono, en diferentes puntos:

  • En 2066 sobre la Antártida, donde el agotamiento del ozono fue el más severo.
  • En 2045 sobre el Ártico.
  • Dentro de unas dos décadas en cualquier otro lugar del planeta.

Si bien el agotamiento del ozono es dañino debido a la radiación solar, no es una causa importante del cambio climático.

Sin embargo, salvar la capa de ozono ha tenido un efecto colateral positivo sobre el calentamiento global, sugiere el informe, porque algunos de los químicos dañinos que fueron eliminados son poderosos gases de efecto invernadero.

Esa eliminación habrá evitado hasta un grado centígrado de calentamiento para mediados de siglo, en comparación con el aumento de su uso en un 3% anual, advierten los científicos.

Si bien el informe ha sido recibido como una buena noticia, y evidencia que una acción internacional rápida para evitar las crisis ambientales puede funcionar, señala que no se garantiza un progreso continuo en la capa de ozono.

Por ejemplo, las propuestas para limitar el calentamiento global mediante el envío de millones de toneladas de dióxido de azufre a la atmósfera superior, lo que se conoce como inyección de aerosoles estratosféricos, podrían revertir drásticamente la recuperación de la capa de ozono.

Con información de BBC

Advertisement

Interesante

El perro más viejo del mundo se llama Bobi, tiene 30 años y vive en Portugal

Bobi, un mastín del Alentejo de 30 años y 267 días de edad y residente en el municipio de Leiria (centro de Portugal), fue reconocido con el Récord Guinness por ser el perro más viejo del mundo.

“Bobi (nacido el 11 de mayo de 1992) no es solo el perro más viejo viviente, sino el más viejo hasta la fecha”, publicó la organización del galardón en su página web.

Explicaron que Bobi ha vivido junto a la familia Costa toda su vida en la localidad de Conqueiros (municipio de Leiria, en el distrito homónimo) y que su raza, habitualmente empleada para proteger al ganado de depredadores y conocida en Portugal como “rafeiro do Alentejo”, tiene una esperanza de vida de unos 13 años.

Han podido confirmar su edad al estar registrado desde 1992 en el servicio veterinario del municipio de Leiria y en el sistema nacional de control portugués SIAC, añade el texto.

El récord del perro más viejo con vida lo tenía hasta ahora Spike, un chihuahua de 23 años, mientras que el récord del más viejo hasta la fecha lo ostentaba Bluey (1910-1939), un pastor australiano que vivió hasta los 29 años y 5 meses.

Con información de EFE

Continue Reading

El Gacetillero

Nace un “bebé gigante” de 7,3 kg en Brasil

Una mujer dio a luz recientemente a un bebé que mide 59 cm de alto y pesa 7,3 kg.

Angerson Santos nació por cesárea en el hospital Padre Colombo, en Parintins en el Amazonas brasileño.

El bebé más pesado del mundo del que se tiene registro pesó 10,2 kg cuando nació en 1955 en Italia.

A modo de comparación, los niños recién nacidos pesan una media de 3,3 kg y las niñas 3,2 kg.

El término utilizado para describir a estos “bebés gigantes” es macrosomía (del griego “cuerpo grande”).

Todo recién nacido que pese más de 4 kg, independientemente de la edad gestacional, se considera un bebé macrosómico.

Los bebés macrosómicos representan alrededor del 12% de los nacimientos. En las mujeres con diabetes gestacional (azúcar alta en sangre durante el embarazo), este porcentaje aumenta a entre el 15% y el 45% de los nacimientos.

¿Por qué ocurre?

Ciertos factores aumentan el riesgo de una mujer de dar a luz a un bebé gigante, uno de ellos es el peso corporal.

Las madres obesas tienen el doble de probabilidades de tener un recién nacido con macrosomía.

Advertisement

Y la subida excesiva de peso durante el embarazo también aumenta el riesgo de macrosomía.

La diabetes gestacional es otro factor de riesgo. Los médicos del hospital Padre Colombo atribuyen el tamaño de Angerson al hecho de que su madre tiene diabetes.

Parte de esta condición se debe a un aumento de la resistencia a la insulina en la madre durante el embarazo (incluso en aquellas sin diabetes gestacional), lo que aumenta la cantidad de glucosa que atraviesa la placenta hacia el feto y hace que el feto crezca en exceso.

La afección también ayuda a que los lípidos (grasas) entren en la placenta, proporcionando al bebé más “combustible” para el crecimiento.

Un embarazo tardío también aumenta las posibilidades de tener un bebé macrosómico.

Una edad materna superior a 35 años hace que sea un 20% más probable que el bebé tenga macrosomía.

La edad del padre también cuenta. Una edad paterna superior a 35 años aumenta el riesgo de macrosomía en un 10%.

Los embarazos anteriores incrementan el riesgo de macrosomía porque, con cada embarazo sucesivo, aumenta el peso al nacer. Los embarazos largos (aquellos que superan las 40 semanas típicas) también aumentan el riesgo de que el bebé sea macrosómico, especialmente a las 42 semanas y más.

Tener un varón también aumenta la posibilidad de macrosomía. Los niños tienen tres veces más probabilidades de nacer macrosómicos que las niñas.

Peligros durante el parto

Los bebés con macrosomía tienen más probabilidades de tener dificultades para moverse a través del canal de parto debido a su tamaño.

Advertisement

Es bastante común, por ejemplo, que el hombro del bebé se atasque detrás del hueso púbico de la madre. El término médico para esto es “distocia de hombros”.

Mientras el bebé está atrapado, no puede respirar y el cordón umbilical puede comprimirse. También puede fracturar la clavícula del bebé o dañar los nervios del plexo braquial de los brazos; en los casos más graves, este daño puede ser permanente.

La distocia de hombros ocurre en alrededor del 0,7% de todos los nacimientos, pero en los bebés macrosómicos la incidencia es de alrededor del 25%.

Las madres también corren un mayor riesgo de desgarro vaginal durante el parto, lo que aumenta el riesgo de hemorragia posparto.

La hemorragia posparto es la principal causa de muerte materna en todo el mundo y, por lo tanto, cuanto más grande es el bebé, mayor es el riesgo de lesiones durante el parto vaginal normal.

La macrosomía de los recién nacidos también conduce a un mayor riesgo de prolongación de la segunda etapa del trabajo de parto, que ocurre cuando el cuello uterino está completamente dilatado y la cabeza del bebé se mueve hacia la vagina.

Debido al tamaño de los bebés macrosómicos, este movimiento puede ser más lento de lo normal, lo que puede aumentar el riesgo de que la madre sufra infección, retención urinaria y hematoma (hemorragia interna).

Una cosa que no sabemos sobre los bebés macrosómicos es si se mantienen más grandes durante toda la vida.

Los datos limitados que existen indican que es más probable que tengan sobrepeso u obesidad a los 7 años y también que desarrollen diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

Es posible que veamos nacer más bebés “gigantes”, ya que los nacidos después de 1970 parecen pesar alrededor de 450 g más que los recién nacidos anteriores.

Advertisement

Asimismo, con el aumento de las tasas de obesidad, que es un factor importante en el desarrollo de la macrosomía, es probable que veamos más bebés “gigantes”.

Con información de BBC

Continue Reading

Interesante

¿Es posible que ocurra una infección de hongos como la que refleja en The Last of Us?

Sus esporas entran en el cuerpo. Luego el hongo crece y comienza a secuestrar la mente de su huésped, hasta que pierde el control y se ve obligado a subir a un terreno más alto.

El hongo parásito devora a su víctima desde adentro, extrayendo hasta el último nutriente, mientras se prepara para su gran final.

Seguidamente, en una escena más espeluznante que la película de terror más pavorosa, un zarcillo de muerte brota de la cabeza. El cuerpo desbordante del hongo derrama esporas sobre todo a su alrededor, condenando a otros al mismo destino zombi.

Suena como una obra de ficción. Pero el reino de los hongos, distinto al de las plantas y los animales, abarca desde hongos comestibles hasta parásitos que alimentan las pesadillas.

Las especies de hongos Cordyceps Ophiocordyceps son muy reales. En una secuencia de la serie Planet Earth de la BBC puede observarse cómo uno de ellos toma el control de una hormiga.

Ese clip de hormigas zombis inspiró “The Last of Us”, posiblemente el mejor videojuego que he jugado, y ahora una exitosa serie de televisión que sigue la misma trama.

Tanto en el juego como en la televisión, el Cordyceps da el salto de cazar insectos, sus víctimas habituales, a infectar a los humanos. Y desata una pandemia que conduce al colapso de la sociedad.

Pero en el mundo real, ¿es posible que ocurra una pandemia de Cordyceps o una causada por otro hongo?

“Creo que subestimamos las infecciones fúngicas por nuestra cuenta y riesgo”, dice el doctor Neil Stone, principal experto en hongos del Hospital de Enfermedades Tropicales de Londres.

Advertisement

“Ya lo hemos hecho durante demasiado tiempo y no estamos preparados para enfrentar una pandemia de hongos”.

A finales de octubre del año pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó su primera lista de hongos que amenazan la vida.

Hay algunos errores desagradables allí, pero se sentirá aliviado al saber que los Cordyceps zombificadores no aparecen.

¿Por qué no?

La doctora Charissa de Bekker, microbióloga de la Universidad de Utrecht, en Países Bajos, ha estudiado cómo los Cordyceps crean hormigas zombificadas y dice que no ve cómo podría suceder eso con las personas.

“La temperatura de nuestro cuerpo es simplemente demasiado alta para que la mayoría de los hongos se asienten y crezcan bien, y esto es lo mismo para este Cordyceps“.

“Su sistema nervioso es más simple que el nuestro, por lo que definitivamente sería más fácil secuestrar el cerebro de un insecto que nuestro cerebro. Además, sus sistemas inmunológicos son muy diferentes a los nuestros”, asegura.

La mayoría de las especies de parásitos Cordyceps han evolucionado durante millones de años para especializarse en infectar una sola especie de insecto. La mayoría no salta de un insecto a otro.

“Que este hongo pueda transmitirse de un insecto a nosotros y causar una infección es un gran salto”, afirma Bekker.

Las amenazas que representan los hongos han sido descartadas durante mucho tiempo. “La gente piensa que es algo trivial, superficial o sin importancia”, indica el doctor Stone.

Advertisement

Solo un puñado de los millones de especies de hongos que existen causan enfermedades, pero algunos pueden ser mucho peores que un irritante ataque de pie de atleta o una uña infectada.

Los hongos matan alrededor de 1,7 millones de personas al año, aproximadamente tres veces más que la malaria.

Amenazas mortales más grandes que el Cordyceps

La OMS ha identificado 19 hongos diferentes que considera como una preocupación importante. Incluyen la aparición repentina de una superbacteria mortal, la Candida auris, y un hongo, el Mucormycetes, que come nuestra carne tan rápido que provoca lesiones faciales graves.

El doctor Neil Stone me invita al Laboratorio de Servicios de Salud (HSL) en Londres, donde se analizan muestras de pacientes de Reino Unido para ver si las infecciones son causadas por un hongo y qué tratamientos pueden funcionar. Discutimos algunos de los mayores peligros fúngicos.

La Candida auris es la primera que observamos.

Es un hongo tipo levadura y de cerca se siente ese fuerte olor a cervecería o a masa de pan.

Si entra al cuerpo, puede invadir la sangre, el sistema nervioso y los órganos internos. La OMS estima que hasta la mitad de las personas mueren si tienen una infección invasiva de Candida auris.

“Es como un monstruo que ha aparecido en los últimos 15 años, pero ahora se encuentra en todo el mundo”, afirma Stone.

El primer caso documentado fue en el oído de un paciente en el Hospital Geriátrico Metropolitano de Tokio en 2009.

De manera natural, la Candida auris ignora los medicamentos antimicóticos y algunas cepas son resistentes a todos los medicamentos que tenemos. Por ello, se considera una superbacteria.

Advertisement

La transmisión es principalmente a través de superficies contaminadas en hospitales. Se adhiere a líneas intravenosas y manguitos de presión arterial. Es realmente difícil de limpiar. La solución suele ser cerrar pabellones completos.

Stone señala que es el hongo “más preocupante” y que “lo ignoramos bajo nuestro propio riesgo”, ya que si prolifera “podría cerrar sistemas de salud completos”.

Otro hongo asesino, el Cryptococcus neoformans, puede penetrar en el sistema nervioso de las personas y causar una meningitis devastadora.

El caso de Sid y Ellie

Sid y Ellie estaban apenas en los primeros días de su luna de miel en Costa Rica cuando ella comenzó a sentirse enferma.

Sus síntomas iniciales (dolores de cabeza y náuseas) se atribuían al exceso de sol, pero luego comenzó a estremecerse y a tener convulsiones. Tuvieron que envolverla en una hamaca y llevarla en un barco para recibir ayuda médica.

“Nunca había visto algo tan horrible y sobre todo nunca me había sentido tan impotente”, afirma Sid.

Los exámenes mostraron hinchazón en su cerebro y las pruebas identificaron el Cryptococcus. Afortunadamente, Ellie respondió al tratamiento. Salió del coma después de 12 días conectada a ventilación mecánica.

“Solo recuerdo haber gritado”, afirma. Tenía delirios, incluso de tener trillizos y de que su esposo había apostado su dinero. “Así que lo primero que le dije fue que se acabó”, dice ella.

Ahora, Ellie se está recuperando. Nunca pensó que un hongo podría hacerle semejante cosa a una persona. “No crees que vas a ir de luna de miel y casi vas a morir”.

Los mucormicetos, también conocidos como hongos negros, causan la enfermedad carnívora, la mucormicosis. Algunos lo conocen por un apodo que revela su naturaleza insidiosa: el levantatapas.

Advertisement

Arranca rápido. Esta imagen muestra que, después de solo 24 horas de crecimiento en una placa de Petri, puede levantar la tapa.

“Cuando tienes una pieza de fruta y al día siguiente se convierte en papilla, es porque tiene un hongo mucor [Mucormycetes] dentro”, dice la doctora Rebecca Gorton, científica clínica de HSL. Asegura que es raro en humanos, pero puede ser una “infección realmente grave”.

El hongo negro es un oportunista que se apodera de las personas con sistemas inmunológicos débiles. Ataca la cara, los ojos y el cerebro y puede ser fatal o dejar a las personas gravemente desfiguradas. Una infección grave “crece tan rápido” en el cuerpo como lo hace en la fruta o en el laboratorio, advierte la especialista.

Durante la pandemia de Covid, hubo una explosión de casos de hongos negros en India. Murieron más de 4.000 personas. Se cree que los esteroides que se toman para la covid, que debilitaron el sistema inmunológico de los pacientes, y los altos niveles de diabetes, ayudaron a la proliferación del hongo.

¿Deberíamos tomarnos a los hongos más en serio?

Los hongos generan infecciones muy diferentes a las bacterias o los virus. Cuando un hongo nos enferma, casi siempre lo tomamos del medio ambiente en lugar de propagarse a través de la tos y los estornudos.

Todos estamos expuestos regularmente a los hongos, pero a menudo necesitan un sistema inmunológico debilitado para poder despegar. A medida que la medicina nos mantiene vivos, como a los sobrevivientes de algunos tratamientos contra el cáncer, más personas tienen sistemas inmunológicos más débiles.

El doctor Stone dice que una pandemia de hongos probablemente tomaría “una forma diferente” a la de covid, tanto en la manera en la que se propaga como en el tipo de personas a las que infecta.

Él piensa que la amenaza está ahí debido al “volumen puro de hongos en el medio ambiente… el cambio climático, los viajes internacionales, el aumento del número de casos y su profundo abandono en términos de los tratamientos que tenemos”.

Es posible que los hongos no nos conviertan a todos en zombis, pero pueden causar muchos más problemas de los que pensamos.

Advertisement

Con información de BBC

Continue Reading