Juez dicta auto de formal prisión contra el general José Rodríguez Pérez y otros dos militares por el caso Ayotzinapa

El juez Segundo de Distrito de Proceso Federales en el Estado de México, Enrique Beltrán, dictó auto de formal prisión contra el general José Rodríguez Pérez por el delito de delincuencia organizada en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

También fueron vinculados a proceso a los militares José Martínez Crespo, detenido desde 2020, y Eduardo Mota Esquivel, acusados de delincuencia organizada y desaparición forzada por el caso, informó este miércoles Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaria de Gobernación (Segob).

El general José Rodríguez Pérez y los militares están en la prisión del Campo Militar 1-A. El capitán José Martínez Crespo fue detenido desde el año 2020 y fue el primer militar aprehendido por la desaparición de los normalistas.

El pasado 15 de septiembre, Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSP), informó que se cumplimentaron tres órdenes de aprehensión contra tres militares, entre ellas, la de José Rodríguez Pérez, quien era comandante del 27 Batallón de Infantería en Iguala, Guerrero, cuando ocurrió la desaparición de los normalistas.

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, dijo en la conferencia matutina del 26 de agosto que, según las investigaciones de la Comisión para Verdad, seis normalistas se mantuvieron con vida cuatro días después de su desaparición y habrían sido asesinados por ordenes del general José Rodríguez Pérez.

Días antes, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que el juez Segundo de Procesos Penales Federales en el Estado de México, con sede en Toluca, libró 83 órdenes de aprehensión contra elementos del Ejército, la Policía y otros posibles implicados en el caso Ayotzinapa.

Se trata de 20 mandos militares, personal de tropa de los batallones 27 y 41 en la ciudad de Iguala, cinco autoridades administrativas y judiciales del estado de Guerrero; a 26 policías de Huitzuco; seis de Iguala y uno de Cocula; más 11 policías estatales y 14 miembros del grupo criminal Guerreros Unidos.

Con información de Latinus