Murillo Karam tejió red de abusos y mentiras para dar carpetazo al caso Ayotzinapa: FGR

Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, expuso a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, asesinados en Guerrero, que el exprocurador Jesús Murillo Karam, en conjunto con Tomás Zerón de Lucio, extitular de la desaparecida Agencia de Investigación Criminal (AIC), tejieron una red de abusos, torturas y mentiras para encubrir las acciones del Estado para tratar de dar carpetazo al caso.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el presidente López Obrador reveló un video donde interactúa el fiscal Gertz Manero con los padres y detalla que Murillo Karam se inculpó de estas omisiones públicamente cuando señaló que personalmente atendería el caso de la desaparición de los jóvenes.

“En el caso del procurador Murillo Karam su detención, independiente de las acusaciones de los implicados, él mismo se inculpa de acuerdo al informe”, dijo el mandatario federal.

“Yo quería que este fragmento se conociera, porque existe la prueba, es pública, hubo una conferencia de prensa, lo que está haciendo el fiscal es citando lo que dijo el procurador: ‘nosotros somos responsables’”, dice.

El viernes, un día después de que la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa reveló que 33 exfuncionarios estuvieron implicados en el crimen de Estado que llevó al asesinato de los 43 normalistas de la Escuela Normal Isidro Burgos, la Fiscalía General de la República (FGR) libró una orden de aprehensión contra el exprocurador Jesús Murillo Karam.

Fueron elementos de la Policía Federal Ministerial quienes ejecutaron la orden de captura cuando Murillo Karam salía de su domicilio en las Lomas de Chapultepec.

De acuerdo con la FGR, el exfuncionario enfrentará imputaciones por los delitos de desaparición forzada, tortura y obstaculización de la justicia.

El sábado, al exprocurador le fue dictada la prisión preventiva, ya que la Fiscalía argumentó que hay un elevado riesgo de fuga, al contar con una cuenta con más de 85 millones de pesos.

Murillo Karam tendrá hasta el miércoles 24 de agosto para presentar pruebas que lo deslinden de las acusaciones que pesan sobre él por el “crimen de Estado” en el que desaparecieron los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Respecto a una posible detención del expresidente de Enrique Peña Nieto por su responsabilidad en las omisiones de las autoridades federales en este caso, López Obrador dijo que si las pesquisas requieren que más personas sean presentadas ante la justicia, las autoridades tienen la libertad de hacerlo.

“Si la Fiscalía o los jueces determinan de que hay otros implicados, ellos lo van a decidir, en absoluta libertad. Lo mismo, si en las declaraciones de los implicados, presuntos responsables aparecen nuevas versiones, más información, todo eso se va a tomar en cuenta por los jueces”.

Con información de Forbes