Sedena estima iniciar rescate de mineros a media semana por inundación

A cinco días del derrumbe e inundación de una mina de carbón en Sabinas, Coahuila, donde hay 10 mineros atrapados, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) estimó que sea a media semana cuando los rescatistas puedan ingresar a los pozos inundados y tratar de sacar a los trabajadores.

De acuerdo Luis Cresencio Sandoval, titular de la Defensa Nacional, si la extracción de agua lo permite, los rescatistas podrán ingresar al pozo 3 esta semana; dicho pozo es el que mayor extracción de agua a registrado manteniendo un volumen de 19.4 metros.

Para que los rescatistas puedan ingresar sin peligro, el nivel de inundación debe ser de 1.5 metros.

Desde que ocurrió el incidente, los volúmenes de agua que permitirían ingresar a los cuerpos de rescate sin peligro no han podido ser reducidos por lo que la Marina introducirá un drone submarino para tratar de ubicar a los mineros.

En un reporte, Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil, explicó que desde el 3 de agosto, día en el que comenzaron las labores de rescate, se han bombeado alrededor de 70 mil 794 metros cúbicos de agua.

Los pozos de carbón tienen una profundidad de 60 metros; el día de incidente los vólumenes de agua alcanzaron los 30 metros de profundidad. Con 25 bombas sumergibles, de alrededor de 1,730 caballos de fuerza, se han podido reducir la inundación.

Por ejemplo, en el pozo 1, la inundación alcanza los 21.4 metros; en el pozo 2, 17.3 metros, en el pozo 3, de 19.4 metros. Para tratar de sacar más agua, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) construye pozos de alivio para canalizar el líquido. En el primer pozo de alivio, construido entre el pozo 2 y 3, se ha podido concentrar agua en 26 metros.

“Esta es la situación que se tiene, pozo 1, 2 y 3 y un pozo de alivio, la estrategia es construir unos barrenos que sirvan para extraer el agua y evitar que llegue más agua a los pozos”, explicó el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval.

Desde que se iniciaron las labores de rescate, la Sedena, la Guardia Nacional, Conagua, la CFE, Pemex y Protección Civil han desplegado 689 elementos federales.

El día de ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó una visita a la zona del siniestro donde atendió a familiares de los mineros atrapados y donde les pidió no perder la fe.

Con información de Forbes