AMLO descarta que el decretazo para que la Guardia Nacional pase a la Sedena viole la Constitución, pero lo deja en manos del Poder Judicial

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este martes que será el Poder Judicial el que definirá si el decreto con el que buscará que la Guardia Nacional pase a la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) es inconstitucional. Sin embargo, negó que sea ilegal.

“No, si hay una violación a la Constitución, para eso está el Poder Judicial, él es el encargado, el poder autónomo independiente y ya no depende como era antes del presidente”, dijo.

Ayer, el mandatario informó que buscará por un acuerdo o decreto que el organismo de seguridad dependa completamente en cuestiones de seguridad de la Sedena sin pasar por el Legislativo.

“Por acuerdo de la presidencia, pasa la seguridad que tiene que ver con la Guardia Nacional, completa, ya pasa a la Secretaría de la Defensa (Sedena), ya la cuestión operativa está a cargo de la Secretaría de la Defensa”, informó ayer en conferencia de prensa.

El mandatario defendió su propuesta y aseguró que no reculará en aquello que considera es lo mejor para la población.

“No voy yo a rendirme, nunca me he echado para atrás. Si tengo la razón, si estoy bien con mi conciencia, si sé que esto es bueno para el pueblo, aunque no les guste a las minorías vamos adelante”, dijo este martes.

Legisladores y partidos de oposición calificaron como inconstitucional y violatorio de la ley el decreto anunciado por el presidente López Obrador.

“Una vez más violan la ley en su afán de militarizar al país. No lo permitiremos”, afirmó el PAN en el Senado en su cuenta de Twitter.

En tanto, el legislador Emilio Álvarez Icaza dijo que, ni violando la ley, la Guardia Nacional puede pasar a la Sedena, pues el mandatario federal no está por encima de la Constitución.

El traspaso de la Guardia Nacional a la Sedena es una de las reformas constitucionales pendientes que tiene el presidente López Obrador.

La más reciente propuesta de reforma constitucional del mandatario fue la modificación de la ley en materia eléctrica, la cual se desechó en la Cámara de Diputados al no alcanzar el número de votos que se requería.

Con información de Latinus