Comienzan los referendos para decidir la incorporación a Rusia de los territorios disidentes en Ucrania

Las votaciones en los territorios ucranianos de Lugansk, Donetsk, Jersón y Zaporiyia, parcialmente controlados por las fuerzas rusas, sobre su incorporación a Rusia comenzaron hoy en medio de fuertes medidas de seguridad, informaron las autoridades locales prorrusas.

El proceso de votación de estos referendos, a los que Ucrania y la comunidad internacional niega toda legitimidad, se prolongará hasta el próximo 27.

La jefa de la comisión electoral instalada en la región de Zaporiyia, Galina Katiuschenko, explicó que durante los primeros cuatro días los ciudadanos pueden votar en su domicilios y en lugares especialmente habilitados para ello, y que sólo para el último día de votación serán abiertos los colegios electorales habituales.

Este mismo procedimiento se empleará en todos los territorios donde se celebran las consultas.

“Hoy a las 08:00, hora de Moscú, en todo el territorio de la república popular de Lugansk comenzaron su labor las comisiones electorales”, señaló un comunicado de la Comisión Electoral Central (CEC) de esa autoproclamada entidad reconocida por Rusia como Estado independiente.

Por medidas de seguridad, explicaron las autoridades prorrusas, que los ciudadanos pueden votar en sus domicilios.

La presidenta de la Comisión Electoral Central de Rusia, Ela Pamfílova, aseguró este jueves que hará todo lo necesario para que los habitantes de los “territorios liberados” que se encuentren en Rusia puedan participar en las consultas.

Rusia ha respaldado los referendos, aunque su Ejército controla poco más de la mitad de las regiones de Donetsk y Zaporiyia, y la práctica totalidad de Lugansk y Jersón.

Ucrania ha acusado a las fuerzas de seguridad rusas de manipular el censo electoral en los territorios ocupados y de perseguir y secuestrar a aquellos ciudadanos leales a Kyiv.

Los referendos fueron condenados ayer por el secretario general de la ONU, António Guterres, que recordó que cualquier anexión de territorio por la fuerza es una violación de la ley internacional.

Con información de EFE