Connect with us

El Gacetillero

Pigcasso, la cerdita pintora que vende sus cuadros en 4.000 euros

Se salvó de morir en un matadero en Sudáfrica, y se convirtió en una artista. La cerda apodada «Pigcasso«, una mezcla entre «pig» (cerdo en inglés) y el pintor español Pablo Picasso, pinta, tiene su propia galería de arte, y gana dinero con sus cuadros.

Rojo, verde, azul y amarillo son algunos de los colores que esta cerdita utiliza para dar forma a su arte. «Definitivamente, tiene talento», ha afirmado la crítica de arte Marjorie Allthorpe-Guyton, acerca de su obra. 

Joanne Lefson, directora del santuario donde vive Pigcasso, explica a Reuters que “los cerdos son animales muy inteligentes y, cuando trajimos a Pigcasso a la granja, pensé en cómo mantenerla entretenida. Le lanzábamos balones de fútbol, de rugby y había algunos pinceles por ahí porque la granja estaba recién construida, Básicamente, ella se comió o destruyó todo excepto estos pinceles”.

Pigcasso, en uno de sus momentos de creación (Reuters/Sumaya Hisham)
Pigcasso, presentando su obra (Reuters/Sumaya Hisham)

La cerdita aprendió a meter los pinceles en los botes de pintura y a dejar su huella en los lienzos. Pero ahora hemos sabido que una galería de arte sudafricana no sólo se ha interesado por los dibujos de Pigcasso, sino que los ha comenzado a vender y a un precio nada barato: las obras del animal pintor se cotizan a 4.000 euros cada una.

El dinero que se recauda con las ‘obras’ vendidas de Pigcasso se destina a cuidar de los animales y a mejorar su santuario. Joanne Lefson asegura que la cerdita “es, definitivamente, una expresionista abstracta, no puedes definir exactamente lo que está pintando pero puedo decir que su estilo cambia levemente dependiendo de su humor, como cualquier gran artista”.

No todo en la vida de Pigcasso es trabajo, también necesita descansar (Reuters/Sumaya Hisham)
No todo en la vida de Pigcasso es trabajo, también necesita descansar (Reuters/Sumaya Hisham)

Su exposición llamada «Oink!», ha recorrido ciudades como París, Londres, Berlín y Ámsterdam. La recaudación de las ventas de sus obras, disponibles en su sitio web o en la exposición, sirven para financiar el refugio donde vive y crear conciencia en el público del impacto medioambiental de algunas explotaciones cárnicas.


Incluso Swatch, el gigante de la relojería, ha anunciado un acuerdo para crear una línea de relojes que llevarán los trazos de la cerdita. Se llama ‘Flying Pig, por la señorita Pigcasso’, llevará en la esfera trazos verdes, azules y rosas, y costarán 120 euros.

Advertisement