Dejan varados en Monterrey a migrantes y ahora protestan cosiendo sus labios

En busca de una mejor vida y mejores oportunidades, cientos de personas salieron de Centroamérica, Venezuela y Cuba rumbo a Estados Unidos. Sin embargo, un grupo de migrantes, más de dos mil de acuerdo con El País, fue abandonado en la Central de Autobuses de Monterrey desde hace unos días.

Ahora mujeres, niños, niñas y hombres migrantes están varados en esta central de Monterrey sin que hasta el momento las autoridades estatales, las de Coahuila y las de Nuevo León o el Instituto Nacional de Migración (INM) les dé información sobre su movilidad.

Sobre todo después de que el gobierno de Coahuila y el INM impidiera la estancia de los y las migrantes en Ciudad Acuña.

Ya llevan tres días en la Central de Autobuses de Monterrey, sitio al que llegaron después de haber sido detenidos y regresados por las autoridades de Ciudad Acuña, Coahuila.

Ahí, su objetivo era llegar a la frontera con Texas, cruzarla y entrar a Estados Unidos. Pero eso no sucedió por la intervención del gobierno, ya que el mismo gobernador Miguel Ángel Riquelme reconoció que estaban desviando camiones a distintos estados para “controlar” la migración hacia Coahuila.

Todo con la luz verde del INM y pese a que los y las migrantes cuentan con los documentos que los acreditan para poder transitar por México.

Lo peor es que este grupo de migrantes se ha quedado varado en la Central de Autobuses de Monterrey, sin que el INM o las autoridades estatales les indiquen cómo será su movilidad y si está garantizada, ya que estas personas traían una ruta definida hacia Ciudad Acuña y ahora hasta se les ha impedido comprar boletos rumbo a esta zona de Coahuila.

Como ya llevan tres días detenidas, varias personas cosieron sus labios en protesta por la falta de información y las trabas para que transiten libremente por nuestro país, aunque su destino sea la frontera.

De hecho los y las migrantes piden al INM o los gobiernos estatales que les den oportunidad de acercarse a cualquier punto fronterizo, no sólo el de Ciudad Acuña.

Mientras, del otro lado de la moneda, los gobiernos de Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua y Coahuila tienen que cargar con los acuerdos firmados con el gobernador de Texas, Greg Abbott, en “materia de seguridad y migración”.

Con información de Sopitas