fbpx

5 puntos para entender que está pasando con el sindicato de trabajadores de Hollywood

Después de que el año 2020 y la pandemia de COVID-19 afectaran a todo el mundo, incluida la industria de entretenimiento, poco a poco todo ha regresado a la normalidad, sin embargo no todos los trabajadores de Hollywood están contentos con regresar a los sets de filmación pues aunque los posibles brotes de coronavirus puedan considerarse como contenidos, las condiciones de trabajo no están ayudando en nada.

A lo largo de los años, hemos visto huelgas y paros por parte de aquellos que hacen realidad las grandes producciones de cine y televisión en Estados Unidos. Algunas de estas acciones han paralizado por meses e incluso años este negocio, pero ahora, parece que se viene en puerta un nuevo capítulo dentro de este enorme historial de denuncias que podría detener una vez más el rodaje de varias películas y series que se vienen en el futuro.

El pasado 4 de octubre se dio a conocer que la Alianza Internacional de Empleados de Escenarios Teatrales (IATSE por sus siglas en inglés), uno de los sindicatos con mayor fuerza en Hollywood, llegaron al acuerdo con el 98% de sus integrantes de irse a huelga, esto luego de que fallaran las pláticas que los líderes tuvieron con algunas compañías y productores importantes dentro de la industria.

La razón de esta huelga es la búsqueda de mejores condiciones laborales, mejores salarios y compensación pagada para todos los empleados, en especial para aquellos que están detrás de programas y cintas de servicios de streaming.

De hacerse oficial, esta será la primera vez que se van a paro desde la Segunda Guerra Mundial, afectando así una serie de proyectos y programas de televisión en Estados Unidos.

Horarios de trabajo establecidos y descansos

La IATSE mencionó algunos puntos clave para considerar que Hollywood se vaya a huelga, entre ellos destacan que las personas detrás de las grandes producciones no tienen un horario de trabajo bien establecido. Después de detenerse por varios meses, los ritmos en los sets y locaciones se intensificaron debido a que los consumidores demandan contenidos frescos con los cuales puedan olvidarse de lo que pasa afuera. Sin embargo, todo se salió de control.

Algunos empleados mencionan que ni siquiera tienen pausas para comer y descansar entre las filmaciones, es por eso que quieren reducir las jornadas. Esto fue uno de los motivos principales por los cuales se están manifestando. Pero por supuesto que eso no es todo, ya que detrás de esta decisión tan drástica hay otras razones bastante importantes que además de los horarios, afectan significativamente a quienes hacen posibles las series y películas.

Salarios justos

otro factor relevante dentro de lo que está sucediendo en Hollywood es el salario. Los trabajadores consideran que no están ganando lo suficiente por las jornadas exhaustivas que realizan, e incluso mencionan que hay quienes ganan 15 dólares la hora (algo así como 309 pesos mexicanos) dentro de las grandes producciones de las distintas plataformas. Un sueldo bastante bajo considerando el trabajo que hacen.

A esto habría que sumarle que la IATSE está pidiendo obtener más ingresos de los servicios de streaming, ya que los empleos de estos medios relativamente nuevos no dan los mismos salarios ni contribuyen a las pensiones de los trabajadores de los estudios. Además, considerando la popularidad y vistas que tienen en todo el mundo sus series y películas, los empleados creen que no sería difícil pedirles un aumento.

Ya hay negociaciones con algunos servicios de streaming

Por ahora, ningunas de las plataformas de streaming se ha pronunciado oficialmente al respecto con un comunicado, pero hasta el momento parece que la posibilidad de que Hollywood se vaya a huelga está controlada. De acuerdo con distintos medios como Deadline, la Alianza de Productores de Televisión y Películas (AMPTP por sus siglas en inglés) la cual representa a Netflix y Amazon Prime Video, está en pláticas con la IATSE para llegar a un acuerdo.

Es muy poco lo que se sabe al respecto de las conversaciones que han tenido ambas alianzas, pero se supo que la AMPTP presentó una propuesta que cubre las principales demandas de gran parte de los trabajadores y es cuestión de tiempo para que se arreglen sin la necesidad de detener por completo la actividad de la industria cinematográfica. Así que las próximas horas serán clave para definir qué pasará en este caso.

De irse a la huelga ¿qué consecuencias habría?

Hollywood todavía tienen en mente la huelga de escritores hace 13 años que se prolongó durante 100 días y que para que se den una idea del impacto que tuvo, le costó a la industria alrededor de 2 mil millones de dólares. Aunque más allá de aquellos que están involucrados directamente con las filmaciones de cine y televisión, también afectaron a negocios como restaurantes y hasta sastres, que dependen de estas producciones. 

En el caso de este 2021, además de darle un fuerte golpe a las principales plataformas de streaming, una huelga de este grupo y considerando que tiene afiliados a trabajadores que van desde operadores de cámara, directores de fotografía, diseñadores de producción hasta directores artísticos, detendría la chamba en este sector en Estados Unidos, lo que afectaría a casi 1 millón de puestos directamente relacionados con la producción de cine y televisión.

Con información de Sopitas