fbpx

BillBill Gates organizaba fiestas nudistas en su piscina y “se emborrachaba con facilidad”, según aseguran varios confidentes

Durante los primeros años de Microsoft, a finales de los 80 y principios de los 90, Bill Gates vivía una vida nocturna agitada, según afirman personas cercanas al empresario.

Una noche, durante una convención comercial internacional de Microsoft en los Alpes franceses en el año 1988, Gates se reunió con sus empleados para tomar unas copas en un chalet suizo del resort que la empresa había alquilado, y estuvo de fiesta hasta que salió el sol, recuerda Dan Graves, antiguo director de exportaciones de Microsoft. A eso de las 5 de la mañana, Graves estuvo a punto de tropezar con Gates, que estaba tumbado encima de una mujer en el césped, cuenta Graves.

No es el tipo de historia que la mayoría de la gente piensa cuando se imagina a Gates, con sus enormes gafas, su corte de pelo de niño y su personalidad de empollón. Hasta hace muy poco, era más conocido por sus extravagantes AMA (Ask Me Everything en sus siglas en inglés), un formato de preguntas y respuestas con usuarios de Reddit, por defender públicamente las vacunas COVID-19 y por invertir miles de millones en obras filantrópicas, junto con Melinda, su esposa desde hace casi tres décadas. 

En más de una ocasión, durante las noches en las que no trabajaba sus habituales jornadas de 17 horas, Gates invitaba a amigos y bailarinas de clubes nocturnos locales a nadar desnudos en su piso de soltero de Laurelhurst, con vistas al lago Washington, según James Wallace, autor de dos biografías sobre el creador de Microsoft.

“El propio Gates reunía a las chicas y las llevaba allí”, dice Wallace. “No sé si él mismo la llevaba o si solamente les decía dónde presentarse”.

Gates era un asiduo asistente a las exclusivas fiestas posteriores a las principales conferencias comerciales de exposiciones informáticas, como Comdex y Demo, en las que Gates solía ser el orador principal. “Bill bebía, y se emborrachaba con bastante facilidad”, afirma Robert X. Cringely, quién escribía una popular columna de cotilleos informáticos para InfoWorld por aquella época.

“Todos nosotros habremos estado en alguna aventura en la que Bill estaba claramente perjudicado. Era más feliz” borracho, afirma Cringely.

Gates prefería mantener sus compromisos amorosos abiertos mientras salía con Melinda, y le costó comprometerse con ella. “Bill quería casarse, pero no sabía si podía comprometerse realmente y tener a la vez Microsoft”, comenta Melinda sobre la época en que salían en una entrevista para la docuserie de Netflix “Inside Bill’s Brain: Decoding Bill Gates” (Bill Gates: Bajo la lupa en España).

En un comunicado, el portavoz de Gates afirma: “Es extremadamente decepcionante que se hayan publicado tantas mentiras sobre el motivo, las circunstancias y la cronología del divorcio de Bill Gates. Los rumores y especulaciones que rodean al Sr. Gates son cada vez más absurdos y es lamentable que se caracterice como “fuentes” a personas que tienen poco o ningún conocimiento.”

Con información de Business Insider