fbpx

Candado dental: El extraño aparato dental con el que quieren combatir la obesidad

Desde hace algunos días se ha viralizado en redes un nuevo dispositivo llamado DentalSlim Diet Control, con el que se evita que el usuario abra la boca para consumir alimentos sólidos.

Este aparato ha sido una creación de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, lo que ha causado una serie de opiniones en mayoría desfavorables sobre este invento, comparándolo incluso con un instrumento de tortura medieval.

“El primer dispositivo en el mundo para ayudar a la pérdida de peso“… Así es como los investigadores definen a este aparato dental cuyo objetivo a largo plazo es combatir la epidemia de obesidad en el mundo, tal como lo señala un comunicado oficial. Eso sí, la manera en la que funciona es lo que realmente ha puesto en duda qué tan recomendable es usarlo.

DentalSlim Diet Control, creado por un equipo de la Universidad de Otago liderado por el profesor Paul Brunton, es un ensamble metálico que se coloca en las muelas superiores e inferiores y utiliza algunos componentes magnéticos con pernos de bloqueo que se ajustan a la medida del paciente. La función permite que el usuario abra la boca únicamente 2 milímetros, esto para restringirlo a una dieta de líquidos.

Los investigadores aclaran que el aparato dental no restringe la respiración ni la capacidad del habla e incluso alegan que un ensayo clínico arrojó buenos resultados. Pero eso no los ha salvado de que la opinión pública cuestione qué tan cómodo o funcional pueda resultar pues, básicamente, es una especie de candado.

La prueba clínica realizada por el profesor Brunton en compañía de su equipo e investigadores del Reino Unido, se aplicó en un principio a siete mujeres con obesidad a lo largo de dos semanas. A las pacientes, además, se les dio una dieta líquida baja en calorías.

Al cabo del tiempo establecido, se determinó que estas mujeres perdió en promedio más de 6 kilogramos de peso. Sin embargo, aunque los resultados estadísticamente fueron positivos, las pacientes declararon que era bastante incómodo utilizar dicho aparato dental y que, en general, todas coincidieron en que “la vida era menos satisfactoria” (vía The Guardian). De ahí que varios usuarios en redes lo han considerado como un aparto de tortura medieval.

En redes sociales, el DentalSlim Diet Control ha sido comparado con aparato de tortura y su función -basada en la restricción de voluntad sobre el paciente- está siendo bastante cuestionada. Pero a pesar de ello, Paul Brunton señala que la herramienta podría ayudar a establecer nuevos hábitos para quienes deseen utilizarlo. “Es una alternativa no invasiva, reversible, económica y atractiva a los procedimientos quirúrgicos”, comentó en un comunicado.

Por su parte, la Universidad de Otago detalló que este aparato dental también funcionaría para aquellas personas con obesidad que deben bajar de peso con el fin de someterse a un procedimiento quirúrgico. Y ustedes, ¿qué opinan sobre este objeto?

Con información de Sopitas