Esto sigue después de la renuncia de Boris Johnson en Reino Unido

Después de semanas turbulentas y una oleada ridículamente grande de dimisiones al interior del gobierno, Boris Johnson soltó un bombazo. Aunque no fue precisamente una sorpresa, el polémico político británico informó oficialmente que renuncia como primer ministro.

Esto sigue para la política británica.

Pues lo más importante para el Reino Unido es elegir a un nuevo primer ministro, aunque el proceso no está nada sencillo. ¿Un detalle interesante? No habrá elecciones.

Aunque la renuncia de Boris Johnson cayó de golpe, se espera que se mantenga en el puesto hasta que se decida quién será su sucesor en el puesto de primer ministro. Una estimación, ya que las fechas no están definidas, es que siga viviendo en Downing Street durante las próximas semanas, más o menos, hasta septiembre de 2022.

En ese tiempo se va a tener que decidir quién llega al asiento más importante en Reino Unido.

En el sistema parlamentario del Reino Unido, la renuncia del primer ministro no desencadena elecciones generales. En realidad, todo queda en manos de su partido político. En este caso y como ganaron las elecciones de 2019, el Partido Conservador decide cómo se conforma el gobierno. Ellos decidieron que su líder fuera Boris Johnson y ahora, pueden elegir a un líder nuevo sin necesidad de poner miles de casillas en Inglaterra.

Se repetirá la historia de cómo Boris Johnson llegó a Downing Street tras la renuncia de Theresa May.

El Partido Conservador se reunirá para elegir a sus dos principales contendientes. Esa selección quedará en manos de un curioso grupo llamado Comité 1922 que revisa las reglas internas de los Tories.

Una vez que el Comité de 1922 decida quiénes son las dos personas elegidas, empezará la campaña. Las votaciones finales para elegir al siguiente primer ministro se decidirán entre todos los militantes del Partido Conservador, que son como 200 mil personas, que pagan 25 libras de suscripción. Se espera que esa decisión llegue en septiembre, después de que el Parlamento regrese de sus vacaciones de verano.

Con información de Sopitas