Maltaraña: La misteriosa mansión de Porfirio Díaz que se encuentra abandonada

En el corazón del municipio Jamay, en Jalisco se encuentra uno de los recintos más emblemáticos del Porfiriato, se trata de la Hacienda de ‘Maltaraña’ una emblemática mansión de arquitectura francesa que alguna vez perteneció al general Porfirio Díaz.

Durante el gobierno del dictador que duró más de 30 años, en la Ciudad de México se construyeron elegantes recintos, al igual que en otros estados de la república, donde realizaron impresionantes edificaciones, como está hacienda que hasta la fecha forma parte de los patrimonios históricos con los que cuenta el estado.

El misterioso castillo de Porfirio Díaz

La hacienda ‘La Maltaraña’, fue la casa de descanso de Díaz que solía visitar durante la Semana Santa, época en la que solía viajar a Chapala. La enorme mansión ubicada a las orillas del Río Lerma, actualmente es conocida como La Bella Cristina o La Finca.

Este recinto de gran belleza, en sus años de esplendor llegó a tener 365 puertas y ventanas, sus enormes muros eran color rosa, mientras que por dentro, se encontraba adornada con muebles de maderas finas y alfombras elegantes.

Sin embargo, durante la Revolución Mexicana, en 1914, la hacienda fue saqueada debido a que se creía que en lugar escondían grandes tesoros, pero nunca fueron encontrados.

la maltarana hacienda del general porfirio diaz que termino en las ruinas 1

La Maltaraña, atracción emblemática de Jamay 

Tras ser abandonada, ‘La Maltaraña’ se fue deteriorando pero a pesar de ello, aún se puede apreciar la belleza de esta finca que no ha dejado de ser uno de los atractivos más concurridos del municipio, pues los habitantes de Jamay a través de historias y leyendas, transmitidas de generación en generación han evitado que la emblemática construcción sea olvidada.

la maltarana hacienda del general porfirio diaz que termino en las ruinas 2

La Bella Cristina: en honor a una hermosa mujer 

La ex hacienda es también conocida como ‘La Bella Cristina’ en honor a una de las hijas de la familia Cuesta, la cual tenía mucho dinero y era cercana al expresidente, además eran los propietarios de las tierras donde desembocaba el Río Lerma, en el lago de Chapala.

Por su admirable belleza, la finca fue relacionada con la segunda hija de los Cuesta, María Cristina Cuesta Moreno, por lo que decidieron nombrar a la hacienda con el nombre de ‘La Bella Cristina’, la cual se conserva hasta nuestros días.

la maltarana hacienda del general porfirio diaz que termino en las ruinas 3