Connect with us

Internacional

Muro militar de AMLO ahoga el anhelo migrante al cruzar el río Suchiate

El operativo desplegado por el Gobierno mexicano para impedir el tránsito de la caravana no terminó en el Suchiate, donde las hileras de agentes de la Guardia Nacional se convirtieron en extensiones del muro de Donald Trump. La avanzadilla de la marcha migrante, los más aventados, lograron sortear esa primera línea. Así que luego fueron detenidos, uno por uno, por el operativo del INM.

Entre las declaraciones y con información de medios nacionales se dice que Con el apoyo de la Guardia Nacional, agentes federales del INM rescataron a 402 personas migrantes que fueron trasladadas a instalaciones del Instituto para proporcionarles alojamiento y servicios básicos de salud, agua y alimentación.

La detención masiva entre Ciudad Hidalgo y Tapachula fue el último episodio de una jornada en la que ocurrió lo que todo el mundo sabía y nadie quiso evitar: el intento desesperado de atravesar la frontera sur mexicana por parte de un grupo de hombres, mujeres y niños que huyen de la pobreza y la violencia y a los que cada vez les resulta más difícil franquear el muro levantado por México. 

El gobierno mexicano solo hizo una oferta: que los migrantes cruzaran en grupos de 40 por la frontera del puente internacional Rodolfo Robles y tramitaran individualmente sus casos ante la autoridad migratoria. Esto, en la práctica, implicaba acatar las leyes migratorias y aceptar ser encerrado y, previsiblemente, deportado.

Las oferta de empleo que se anunciaban desde las bocinas instaladas en el portón fronterizo que permaneció cerrado tampoco son atractivas para los centroamericanos. Sumarse a los planes Jóvenes Construyendo Futuro y Sembrando Vida supondría recibir un salario de entre 180 y 250 dólares mensuales en Honduras y El Salvador. Unas cifras que ni siquiera llegan al salario mínimo de estos países.

Advertisement