fbpx

“No soy un gato”: la anécdota de un abogado que no podía desactivar un filtro de Zoom

El teletrabajo llegó para quedarse, al menos por un tiempo, a raíz de la pandemia por la covid-19. Las videollamadas o conferencias remotas han llevado los centros de trabajo al hogar y, con ellas, también han llegado algunas malas pasadas tecnológicas, como ocurrió con un abogado de Texas (Estados Unidos).

Rod Ponton accidentalmente dejó un filtro de gato encendido durante una videoconferencia con un juez. Al notar que en la pantalla se veía la cara de un gato blanco con los ojos muy abiertos, el juez, Roy Ferguson, le hizo un comentario: “Creo que tiene un filtro activado en la configuración de video y es posible que desee apagarlo”. Ponton, quien no encontraba cómo desactivar el filtro, solo apuntó a decir “estoy aquí en vivo, no soy un gato “. El video, compartido en Twitter por el periodista Lawrence Hurley ha recibido más de 198.000 me gusta y se ha retuiteado más de 56.000 ocasiones en las primeras siete horas tras su publicación.

Lo cierto es que un desliz informático puede tenerlo cualquiera. Ponton aseguró en una entrevista con Vice News que estaba usando el ordenador de su asistente, que tenía activado ese filtro. “Me lo quité y lo reemplacé con mi cara. Era un caso que involucra a un hombre que intentaba salir de Estados Unidos con contrabando y efectivo de contrabando. Todo fue un error. Me lo quitaron y tuvimos la audiencia con normalidad”, cuenta el abogado. El juez Ferguson posteriormente justificó esta anécdota.

Tal parece que hay una extraña relación entre los abogados y los momentos embarazosos en videoconferencias. El año pasado, un abogado mexicano fue sorprendido al momento en que se movió su cámara. “Abogado, no trae pantalones, está en una audiencia”, se oye decir a una jueza en una sesión de trabajo que fue compartida miles de veces en julio de este año.

Con información de El País