fbpx

¿Qué implica el fin de la tutela de la cantante Britney Spears?

Este viernes una jueza de la corte de los Ángeles dio por terminada la tutela que había controlado la vida económica y personal de Britney Spears por más de una década.

Después de cinco meses en los que la cantante de “Stronger” exigiera públicamente el fin y emprendiera una batalla legal con un abogado que ella misma contrató para poner a de la tutela que su padre James Spears ejerciera durante casi 14 años.

Las declaraciones que Britney Spears dio acerca de las restricciones que la tutela le imponía, como el control de su vida sexual y hasta restricciones en sus relaciones interpersonales fueron cruciales para el desarrollo de las audiencias posteriores. Asimismo, la cantante pidió que la tutela terminara sin una evaluación intrusiva de su estado mental.

#FreeBritney: ¿Qué sigue?

Después del fallo de la jueza, la cantante recuperará la potestad de sus asuntos personales y financieros; sin embargo, el proceso implicará algunos meses para completar la transición. De acuerdo con su Jodie Montgomery, una profesional designada por el tribunal y curadora de sus asuntos personales desde 2019, junto con terapeutas y médicos, se ha creado un plan de acción para esta nueva etapa en la vida de Spears.

Por su parte, el abogado de la cantante, Mathew Rosengart, ha prometido que continuará con una investigación sobre el manejo de la tutela por parte de James Spears.

Rosengart se ha comprometido a llevar a dar seguimiento detallado sobre el papel de James Spears en la tutela. El litigante dijo que él y su equipo han encontrado malos manejos en las finanzas de Britney, lo cual implicaría acciones legales en contra del padre de la cantante.

A partir de la decisión de la jueza, la intérprete de “Lucky” tendría total decisión en las elecciones del personal que lleve sus asuntos financieros, legales y de salud.

Es decir, asumiría la completa decisión de qué personal estaría a cargo de su fortuna, procedimientos burocráticos, compra-venta de inmuebles, servicios médicos, asesores o gerentes financieros entre otros servicios.

A partir del retorno de su potestad en todos los niveles, Britney Spears aprobará a quién contrata o, en su defecto, despide a voluntad.

Los efectos legales del término de la tutela ya comenzaron, de hecho, James Spears dio por terminada su relación con los abogados que lo ayudaron a operar la tutela, y contrató a Alex Weingarten, un abogado que se especializa en el tipo de litigio que está por enfrentar.

Por su parte, durante la audiencia Lauriann Wright, abogada de Montgomery, expresó “No hay razón para que la señorita Spears no pueda llevar una vida segura, feliz y gratificante después de esta tutela”.

El movimiento #FreeBritney, visibilizó y mediatizó las restricciones que Britney estaba viviendo. El punto de inflexión para este fenómeno mundial fue en 2019, cuando la cantante canceló una residencia de conciertos en las Vegas.

Las sospechas acerca de que Spears estaba ingresada en un hospital psiquiátrico en contra de su voluntad fue el primer paso para el estallido de las exigencias de miles de fans bajo la consigna de #FreeBritney. El objetivo de la protesta consistía en que la corte liberara a la cantante de la tutela que ejercía James Spears.

Si bien en un inicio el movimiento llegó a considerarse un tanto conspiracionista, mediante uno documentos Britney confirmó ante la corte en 2020 que estaba en su derecho exigir mayor transparencia respecto a su situación legal.

Con información de El Financiero