Connect with us

Internacional

¿Quién es Marine Le Pen, protagonista de la ultraderecha en Francia?

Diputada de la Asamblea Nacional, exdiputada del Parlamento Europeo y líder moral de la ultraderecha en Francia, ella es Marine Le Pen, a propósito de todo el desorden político y preocupante que tienen en Francia.

Marine Le Pen ha sido considerada como la líder “histórica” de uno de los partidos más polémicos de Francia por toda su carga conservadora, nacionalista y autoritaria y que en sus inicios contó con la participación de veteranos fascistas.

¿Quién es Marine Le Pen?

Marion Anne Perrine Le Pen nació el 5 de agosto de 1968, siendo hija de Jean Marie-Le Pen, fundador del partido de la extrema derecha francesa, el Frente Nacional.

Actualmente la abogada es diputada de la Asamblea Nacional por el distrito Pas-de-Calais, cargo que asumió desde el 2017.

De enero de 2011 a septiembre de 2021, fue presidenta del partido que fundó su papá en 1972. Y también en ese periodo Marine Le Pen se postuló en tres ocasiones como candidata a la Presidencia de Francia, aunque en ninguna tuvo éxito.

Sin embargo, todo este cv le sirvió a Marine Le Pen para hacerse de un nombre más allá de los lazos familiares con el fundador del Frente Nacional. O sea, con su papá, con quien tuvo varios desacuerdos sobre la dirigencia del partido.

En 2018, como su dirigente, Marine Le Pen le cambió el nombre al Frente Nacional y lo bautizó como Agrupación Nacional, aunque algunos le dicen Reagrupación, o Rassemblement National (RN).

En 2011 y 2015 Marine Le Pen fue considerada por TIME como una de las 100 personas más influyentes en todo el mundo.

Y en 2016 fue considerada como la segunda diputada más influyente del Parlamento Europeo, incluso por encima del mismo presidente.

¿Si ha tenido estos reconocimientos, por qué es tan polémica?

Al igual que el RN, Marine Le Pen es conocida por un discurso bastante conservador, pues en Francia la han señalado por ser de extrema derecha, aunque la diputada ha intentado suavizar su imagen.

El punto es que Marine Le Pen ha sido promotora de discursos contra las personas migrantes. Ha sido acusada de fomentar la islamofobia y xenofobia.

Ha abogado por un nacionalismo económico y para que Francia abandone la Unión Europea, el llamado Frexit. Y su trabajo ha sido chuleado por el mismo Donald Trump, al mismo tiempo que Marine Le Pen ha criticado la guerra entre Ucrania y Rusia como una intervención de Estados Unidos sobre el primero.

El Frente Nacional o Front National pour l’Unité Française (Frente Nacional para la Unidad Francesa) fue fundado en 1972 por el papá de Marine Le Pen.

Se trató de un partido cuya herencia y política recogió los principios de la derecha francesa, con la polémica participación de veteranos fascistas.

En 2018, ya como su presidenta, Marine Le Pen le cambió el nombre al partido. Intentó hacerlo más cercano a la gente, “suavizando” su imagen y el resultado ha sido todo esto que se ha estado viendo actualmente, pues el RN y otros partidos de extrema derecha arrasaron en las elecciones del Parlamento Europeo.

Ante esta situación, el presidente de Francia Emmanuel Macron disolvió la Asamblea Nacional y convocó a elecciones anticipadas, que se llevarán a cabo en dos rondas.

La primera ya sucedió, el domingo 30 de junio, cuando sí que se vio el apoyo de la gente al RN, pues fue el partido que más votos juntó. El 7 de julio viene la segunda vuelta.

Entonces ¿Marine Le Pen no es dirigente del RN? No, su presidente nacional es Jordan Bardella, un joven político de 28 años de edad que es considerado como el “protegido” de Le Pen.

Le Pen por lo pronto es diputada de la Asamblea Nacional y considerada como la líder moral del RN y la extrema derecha de Francia, además de que anda moviéndose para impulsar la victoria del partido y, que Jordan Barella sea el primer ministro de Francia.

Lo importante de todo lo que está pasando es que si el RN gana la segunda vuelta de las elecciones de la Asamblea Nacional, Emmanuel Macron tendrá que compartir el gobierno con Jordan Bardella, tal como lo dicta la tradición política francesa, pues es usual que el dirigente del partido que gana estas elecciones en la Asamblea sea nombrado como primer ministro.

En el caso de Emmanuel Macron, el presidente sí podrá terminar su mandato hasta 2027, si es que no renuncia. Y entonces, uno de los objetivos de Le Pen se estarían cumpliendo.

Con información de Sopitas

Advertisement