Rusia seguirá negociando con Ucrania pero continuará operación militar

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que Rusia está dispuesta a seguir negociando con Ucrania pero no detendrá la operación hasta que no cumpla los objetivos previstos.

“Estamos dispuestos a negociar, pero continuaremos nuestra operación, porque no podemos permitir que en Ucrania exista una infraestructura que amenaza a la seguridad de Rusia. La desmilitarización será llevada a término con la eliminación de esta infraestructura y armamentos”, dijo en rueda de prensa con medios internacionales.

El jefe de la diplomacia rusa afirmó que “incluso si firmamos un acuerdo de paz, este deberá incluir obligatoriamente” el punto de la desmilitarización.

Lavrov, quien confirmó que las delegaciones negociadoras de Rusia y Ucrania se reunirán hoy, defendió la necesidad de esta operación militar al señalar que Moscú se consideraba amenazada por el avance de la OTAN al este y por la posible adhesión del país vecino a la Alianza Atlántica.

“Compréndanlo, por favor. Se trata de una decisión a la que nos obligaron, porque durante los últimos años no nos han escuchado y nos han mentido”, señaló, al constatar que Rusia no se mete en otros países “a 10,000 kilómetros a organizar las cosas a su gusto”, en referencia a las invasiones de EU a Irak o Afganistán.

Respecto a la operación rusa, señaló que marcha acorde al plan y sus objetivos son claros: “la desmilitarización de Ucrania desde el punto de visto de presencia allí en algún momento de armas que amenacen a Rusia”.

A ello sumó la desnazificación, “ya que nadie ha cancelado la sentencia del tribunal de Nurenberg, y sin lugar a dudas, las garantías de seguridad para Rusia que eviten el ingreso de Ucrania a la OTAN”.

Rusia culpa a Ucrania de posible catástrofe humanitaria

Rusia alertó hoy de una posible catástrofe humanitaria en las ciudades ucranianas de Kiev, Járkov, Mariúpol y Sumy, asediadas por el Ejército ruso, y responsabilizó de ello a las fuerzas ucranianas y “destacamentos nacionalistas” que defienden estas plazas.

El Centro Nacional de Dirección de la Defensa de Rusia convocó una reunión de urgencia ante “la inminencia de una catástrofe humanitaria en Mariúpol, ciudad con una población de medio millón de personas”, declaró su responsable, Mijaíl Mízintsev.

El militar alertó también sobre “la posibilidad de catástrofes humanitarias en Kiev (3 millones de habitantes), Járkov (1.5 millones), Sumy (hasta 300,000), entre otras ciudades”.

Mizintsev denunció “los atroces actos terroristas cometidos por parte de los nacionalistas ucranianos” que mantienen el control de estas ciudades, que calificó de “indignantes”.

Entregar armas no ayuda a resolver el conflicto, advierte Rusia a Occidente

Rusia dijo hoy que ni la Unión Europea (UE) ni Estados Unidos contribuyen a resolver la situación de conflicto en Ucrania entregando armamento a este país, que ha pedido estos suministros para hacer frente a la agresión lanzada por el Gobierno de Vladimir Putin.

“Les pregunto a los representantes de Estados Unidos y de los países de la Unión Europea, cuál de los instrumentos internacionales de derechos humanos de los que forman parte dice que suministrar armas letales facilita salvar vidas”, dijo el embajador ruso ante la sede europea de la ONU en Ginebra, Gennady Gatilov.

El diplomático intentó justificar las acciones bélicas de su país en un debate urgente en el Consejo de Derechos Humanos consagrado a la guerra en Ucrania.

Repitió los argumentos expuestos por Putin sobre las supuestas graves violaciones de los derechos de la comunidad rusohablante en Ucrania y la indiferencia que mostró la comunidad internacional frente de ello.

“El Consejo de Derechos Humanos tenía toda la información que necesitaba para corregir esa situación, para crear las condiciones para el desarrollo de una sociedad democrática y para una Ucrania multicultural y multiétnica”, sostuvo.

Gatilov acusó de hipocresía a EU y a la UE “porque la paz y la prosperidad de Ucrania no son de vuestro interés, la vida de los ucranianos ordinarios no les importa. Ustedes no necesitan que la situación en Ucrania se resuelva”.

Sostuvo que solo se quiere mantener al actual Gobierno ucraniano “porque representa un medio de presión y es una carta en vuestra confrontación con Rusia”.

Con información de EFE