fbpx

El Analista Luis Froylan Castañeda presenta su nueva columna

  • EL COVID CONTAGIA LAS CAMPAÑAS
  • A MAYOR VIRUS MENOR MORENA
  • SI LA NATURALEZA Y DIOS LO DECIDEN…
  • MIGUEL JURADO TRASTORNA A LOZOYA
  • GENEROSO CAÑONAZO DE LUIS LARA
  • UNA VELA A DIOS Y OTRA AL DEMONIO

Javier Corral puede poner el semáforo Covid en cualquier ocurrente tonalidad de naranja, da la impresión que buscando nuevos tonos se divierte, pero la realidad es que para efectos prácticos la entidad, particularmente Chihuahua capital, está en rojo intenso: hospitales covid saturados y llegando más pacientes, contagios creciendo descontroladamente y los medicamentos más usados empiezan a escasear hasta en farmacias privadas.

Otra vez la gran crisis sanitaria entre nosotros y la gente a lo suyo, hartos de guardarse en casa buscan las más variadas excusas para salir y hacer vida comunitaria ¿Dónde y con quienes? Donde se pueda y con quienes se dejen, esa parece ser la desesperada conclusión del ciudadano ordinario, que ya no entiende de razones para seguir en casa.

Si es la segunda o la tercera ola da igual, si el merolico López Gatell dice que Chihuahua es la mayor preocupación nacional, también. No son datos relevantes para la emergencia que de nuevo los alcanzó, sin que las autoridades estatales se atrevan a decretar el rojo. Lo grave es que la tenemos encima nuevamente y no sabemos cuales serán sus funestos resultados. A cuidarse todos.

Y va un dato, sin propósito de hacer alarma, los médicos del Hospital Central, a cargo de Instituto Chihuahuense de la Salud, elevaron su propia alerta roja y no únicamente espantados por el aumento constante de pacientes intubados con escasas posibilidades de recuperación, sucede que en las salas de atención a pacientes encontraron una bacteria extraña que no pueden erradicar.

Es decir mala y de malas, nos llueve sobre mojado ahora con hospitales contagiados con bacterias extrañas. Pero el hastío ha sido tanto que preferimos sufrir las consecuencias antes de sujetarnos a las medidas restrictivas observadas en los primeros meses de la pandemia.

La única buena, para los contrarios a Morena, es que la ciudadanía empieza a responsabilizar al presidente López Obrador de los deficientes cuidados y el retraso en las vacunas. Así observan diversos estudios, conclusión pertinente si reparamos en que van más de doscientos doce mil defunciones oficiales –se habla de casi cuatrocientos mil en total- y el número sigue creciendo alarmantemente.

Obviamente esa enorme negligencia del Gobierno Federal, traducida en muertes, contagiaría en algún momento la elección, pasando factura al partido del gobierno. Así que la ecuación electoral es simple: a mayor covid menor Morena. Son los costos de gobernar, pues los candidatos del PAN no tuvieron ni que ensuciarse las manos. Simplemente la gente empezó a enfadarse y por más escenografías matutinas sabe a quien responsabilizar.

Rompeolas

No se atreve a decir que fue electo únicamente por seis años y que respetará la Constitución, marchándose cuando concluya su sexenio. Ante los reclamos de que la extensión del periodo al ministro Zaldívar, flagrantemente incostitucional, de la que observadores políticos consideran que se trata de un ensayo para prorrogar su presidencia hasta el 2026, el Tlatoani salió con otro de sus muchos sofismas: “Ya escuché que si se amplía el periodo de la Suprema Corte es por que yo quiero reelegirme. No, yo no soy como ellos, como los que acariciaron siempre este propósito de reelegirse” dijo ayer y luego acotó: “Si lo decide la naturaleza y el creador, entonces me jubilará en septiembre del 2024” ¿Y si no lo deciden ni la naturaleza ni Dios? ¿Y si el pueblo bueno le pide que continúe para terminar su gran obra” ¿Entonces continúa?. No caminamos, México vuela hacia una dictadura populista inspirada en ideologías genocidas condenadas por la historia.

…………………….

Miguel Jurado, el bueno por que el malo era el duartista que mal gobernó Parral en aquella oscura época de la corrupción generalizada, está trastornando a Lozoya, candidato de Movimiento Ciudadano al gobierno estatal. No es que compitan de forma directa, Jurado el bueno es candidato del PRI a la presidencia municipal de Parral y con esa bandera le está bailando un zapateado a Lozoya que se sentía muy seguro de ganar allá, en la tierra que dice “controlar». Tengan pendiente a éste empresario transportista metido a político, no sería extraño que gane el seis de junio.

…………………..

Tenía semanas haciéndole la lucha, es más dicen que pagó tres comidas con buen vino y cortes finos en la Casona y Tonicho no hace ni un descuento, hasta que por fin el güero Martínez convenció a Luis Lara –según dicen- para que lo apoyara en su campaña. Cuando el veterano empresario dijo si, en la cuarta comida, el güero se frotó esperando recibir un cuantioso cheque. Oh decepción, el apoyo fue apenas por cincuenta mil pesos, cantidad que apenas cubría las comidas. De seguro el güero veía de reojo el cheque tratando de encontrar el signo de dólares, pero no, la cuenta claramente estaba en pesos. Trágame tierra, le metió más dinero en atenciones, que el dinero recibido. Cuando no la traen, no la traen y se acabó. Seguro ya se arregló con Cruz y con González Mocken, poniendo una vela a Dios y otra al demonio. En este caso ¿Quién sería Dios y quien el demonio? ¿O debemos decir una vela a luzbel y otra a belcebú?. Así se me hace mejor.

Fuente: La Visión de Chihuahua