El convoy ruso de más de 60 kilómetros cerca de Kyiv empieza a moverse. ¿Qué implica para la capital?

El convoy militar ruso de 64 kilómetros de largo, con tanques, vehículos blindados y artillería, ha causado temor entre los ucranianos que defienden su país, mientras avanza pesadamente hacia la capital, Kyiv.

La columna de vehículos permaneció estancada durante una semana. Pero ahora las fuerzas parecen estar reagrupándose, según las imágenes satelitales de Maxar Technologies tomadas este jueves y que mostraban partes del convoy que se habían “dispersado y redesplegado en gran medida”.

Rusia se está reagrupando para un posible ataque a Kyiv, advierten los funcionarios de defensa de Gran Bretaña, después de que inicialmente ejecutara un progreso limitado en su avance hacia la capital.

Lo que sabemos del convoy

Una actualización del Ministerio de Defensa de Gran Bretaña este viernes indicó que Rusia “probablemente esté buscando reestablecer y reposicionar sus fuerzas para una renovada actividad ofensiva en los próximos días”. Y añadió que eso probablemente “incluirá operaciones contra la capital, Kyiv”.

A medida que las nubes se despejan temporalmente alrededor de la capital de Ucrania, Maxar dijo que las imágenes satelitales muestran que algunos elementos del convoy se han “reubicado” en bosques y áreas arboladas cerca de Lubyanka, Ucrania. Las imágenes se tomaron el jueves a las 11:37 a.m., hora local (4:37 a.m., hora del este).

Según las imágenes satelitales, los vehículos militares rusos pueden observarse en las calles de áreas residenciales en la ciudad de Ozera, 27 kilómetros al noroeste de Kyiv y justo al norte de la base aérea Antonov que Rusia controla en Hostómel.

Artillería remolcada y otros vehículos se ven resguardados en parches dispersos de árboles cerca de Lubyanka, a unos 4 kilómetros al noroeste de la base aérea de Antonov.

En Berestyanka, a 16 kilómetros al oeste de la base aérea, se observan varios camiones de combustible y lo que Maxar dice que parecen ser múltiples lanzacohetes ubicados en un campo cerca de los árboles.

Las imágenes satelitales tomadas este jueves también parecen mostrar tanques de almacenamiento de combustible en llamas en la base aérea, junto a una gruesa columna de humo negro que sale de los vehículos, ubicados en el extremo sur de la base aérea.

La base aérea de Hostómel ha sido escenario de intensos enfrentamientos con las fuerzas ucranianas desde el comienzo de la invasión rusa. Supuestamente, el Ejército de Rusia tomó el lugar el 24 de febrero.

Al final de lo que fue el convoy, todavía se observan varios camiones y equipos en la carretera al sureste de Ivankiv.

Lo que muestran las imágenes satelitales del convoy

Las imágenes satelitales de Maxar también revelan daños significativos en partes de la ciudad de Chernihiv y los suburbios del noroeste de Kyiv.

Se observa que, en Borodyanka, una serie de edificios de apartamentos quedaron demolidos.

Una imagen satelital muestra que, justo en las afueras de los límites de la ciudad de Kyiv en Stoyanka, el fuego destruyó completamente un almacén.

En la ciudad de Chernihiv, aproximadamente a 128 kilómetros al noreste de Kyiv, al supermercado Epicenter K también lo destruyó un incendio. Los restos carbonizados del edificio, que quedó sin techo, pueden observarse.

También se ve un incendio en uno de los distritos industriales de Chernihiv, ubicado en su lado sur.

Rusia reorienta sus fuerzas

Los ucranianos interceptaron y atacaron con éxito una columna de tanques rusos que avanzaba este jueves, a medida que los combates se reanudaban en el noreste y el este de Kyiv.

Un ataque aéreo nocturno ejecutado sobre el distrito de Brovary, justo al este de la capital, no dejó víctimas, según las autoridades de Kyiv.

Además, las autoridades ucranianas reportaron un ataque con misiles en la ciudad de Baryshivka durante la noche, a unos 72 kilómetros al este de la capital.

“Según información preliminar, un misil Iskander causó daños significativos a la infraestructura y la vivienda. Sesenta casas de apartamentos quedaron completamente dañadas, 4 edificios de apartamentos y 10 casas privadas sufrieron daños parciales”, indicaron.

Thomas Bullock, analista de Janes, un servicio de inteligencia con sede en Gran Bretaña, dijo que “la táctica de Ucrania de apuntar a las líneas de suministro ha funcionado bien. Especialmente durante los primeros 5 a 10 días de la guerra. Esto se debió en parte a las tácticas ucranianas y en parte a sobre cómo operaba Rusia”.

Las fuerzas de Rusia “priorizaron avanzar rápidamente para asegurar sus objetivos” en los primeros días de la invasión. Esto significaba que “no avanzaban como una línea de frente coherente que aseguraba el territorio a medida que se aproximaban. Lo que permitió que las fuerzas ucranianas se deslizaran detrás de las unidades mecanizadas avanzadas de Rusia y atacaran las columnas logísticas que viajaban por carreteras no seguras en la retaguardia”.

Sin embargo, a medida que “Rusia comienza a reorientar sus fuerzas para una guerra más larga, tras su fracaso en asegurar una victoria rápida”, no está “claro cuán efectiva será esta táctica”, agregó Bullock.

La actualización del Ministerio de Defensa de Gran Bretaña agregó que los problemas logísticos continúan obstaculizando el avance ruso, “al igual que la fuerte resistencia ucraniana”.

El portavoz de las fuerzas armadas de Francia, Pascal Ianni, reiteró la evaluación de Gran Bretaña este viernes. En ese sentido, dijo que el Ejército de Rusia estaba mal preparado para su invasión de Ucrania y ahora enfrenta muchas dificultades sobre el terreno. “Especialmente, en el campo logístico y en el campo de la inteligencia”, señaló en la estación de televisión francesa France2.

“Es posible que se ejecute un ataque en Kyiv en los próximos días. Pero, en realidad, tomar el control de Kyiv es un asunto completamente diferente y llevará mucho, mucho, tiempo”, insistió.

Se cree que el convoy ingresó a Ucrania a través de Belarús, un aliado clave del presidente Vladimir Putin. De hecho, es el país a donde Rusia trasladó grandes cantidades de tropas en las últimas semanas para llevar a cabo lo que llamaron ejercicios conjuntos. Cuando terminaron los entrenamientos, las tropas rusas no se fueron y las imágenes satelitales mostraron que Moscú incrementó su presencia militar en el país.

La dispersión del convoy ocurre después de que las principales ciudades de Ucrania ––incluidas Dnipro en el centro y Lutsk en el extremo oeste del país–– fueran atacadas por las fuerzas rusas este viernes.

Mientras los funcionarios de Ucrania intentaban abrir rutas de evacuación este viernes alrededor de Kyiv, la ONU dijo que 2,5 millones de personas habían huido del país y 2 millones están desplazadas dentro de Ucrania.

Con información de CNN