Gobierno de El Salvador ha detenido a casi 4 mil personas en solo 6 días

El domingo 27 de marzo pasado el Congreso de El Salvador decretó un régimen de excepción como estrategia para frenar una ola de violencia y de asesinatos extrema.

Este 1 de abril, por medio de sus redes sociales, el presidente Nayib Bukele informó que la policía Nacional Civil y las Fuerzas Armadas ya habían detenido a 3 mil 873 personas que califica como “pandilleros” en solo 6 días, de los cuales 5 están bajo el régimen de excepción.

Todos ellos serán llevados a penales de máxima seguridad. Seguimos…“, se lee en el mensaje presidencial.

Por medio de sus redes sociales, la Policía Nacional de El Salvador anuncia cada una de las detenciones en contra de quienes llama “terroristas”.

El presidente Bukele, por su parte, explica que de los detenidos ninguno ha sido liberado a pesar de que un juez intentó liberar a 42 personas de un caso de 2019. Afirma que llevará el caso a instancias superiores por lo que hace un llamado a la Corte Suprema de Justicia para remover a los jueces que son “cómplices del crimen organizado”.

El asunto es que en estos días de excepción a quienes ya están detenidos, en prisión, se les han reducidos las raciones de comida, de tiempo al aire libre, etc. Bukele anunció en sus redes sociales que desde el 27 de marzo la comida es racionada y las personas encarceladas no han salido de sus celdas “no han visto el sol”.

Según el artículo 29 de la constitución de El Salvador, se decreta régimen de excepción  “en caso de guerra, invasión del territorio, rebelión, sedición, catástrofe, epidemia u otra calamidad general, o de graves perturbaciones del orden público”.

Al decretar el régimen de excepción (solicitada el día 26 y aprobada en las primeras horas del 27 de marzo), Bukele solicitó a las fuerzas de seguridad actuar de manera contundente contra pandilleros. “Deben dejar que los agentes y los soldados hagan su trabajo y deben defenderlos de las acusaciones de quienes protegen a los pandilleros”, exigió el presidente.

Cumplimos su orden, presidente Nayib Bukele. En las cárceles de Seguridad y Máxima Seguridad limitamos la comida de los criminales: Un pan con frijoles en la mañana y una tortilla con frijoles en la tarde, nada más“, escribió Osiris Luna, Viceministro de Justicia y Director General de Centros Penales.

Con información de Sopitas