Investigan ataques con agujas a mujeres durante fiestas en España

No tiene mucho que en Francia e Inglaterra se dieron a conocer denuncias de mujeres atacadas con agujas en lugares de ocio o recreativos. Sin embargo, este modus operandi ya llegó a España.

En aquel país están investigando decenas de denuncias de mujeres por ataques con agujas durante fiestas, festivales o reuniones, situación considerada por la ministra de Justicia Pilar Llop como “hechos graves de violencia contra las mujeres”, expulsando a las jóvenes de los espacios públicos.

En Gijón, por ejemplo, una niña de 13 años fue atacada, aún estando cerca de su familia. Fue llevada a un hospital y ahí encontraron que había sido pinchada con la droga éxtasis.

Otro caso es este testimonio de una joven entrevistada por RTVE Noticias:

“Bailando, de repente, había un grupo de cinco, seis chicos y el primero me choca el hombro, el segundo me choca y al tercero o cuarto noto como un pinchazo en el brazo, como una banderilla, a los cinco minutos notaba como un bajón de azúcar”.

Si bien estos casos han sido denunciados en comunidades de Valencia, Andalucía o Asturias en sitios recreativos y nocturnos, la Policía española aún no identifica el móvil de estos ataques.

Tampoco ha confirmado casos de abuso sexual o robo relacionados con los pinchazos, sin embargo, estos delitos forman parte de las hipótesis de la Policía española y hay quienes los definen como un sometimiento químico.

Francia e Inglaterra

En 2021 comenzaron a registrarse casos de agresiones con agujas en festivales, bares, fiestas y reuniones en Francia.

#BalanceTonBar (Denuncia tu bar) fue la respuesta que las jóvenes encontraron para hablar y denunciar estas agresiones.

Pero los casos no se quedaron a nivel local. Poco después, Inglaterra, Bélgica y Países Bajos también tuvieron que atender este tipo de denuncias sin esclarecer como en España, el móvil.

“Al final, lo que está provocando es que las mujeres salgan de lugares públicos, espacios de ocio, lúdicos, fiestas con estas actividades depravadas”.

Estas fueron las palabras de la ministra de Justicia de España, quien explicó en entrevista también con RTVE que las autoridades necesitan saber exactamente cuáles son las motivaciones de los agresores para poder abordar este tipo de violencia.

Porque si bien queda claro que los ataques con agujas son un delito (delito de lesiones), podrían ser aún más graves.

Con información de Sopitas