Ketanji Brown Jackson será la primera afroamericana en Corte Suprema de EU

Ketanji Brown Jackson fue confirmada este jueves para integrarse a la Corte Suprema de Estados Unidos, haciendo historia como la primera mujer afroamericana en unirse a sus filas y dejando sin cambios el equilibrio ideológico en la corte más alta de la nación.

El voto de 53 a 47 que confirmó el ascenso de la jueza federal de 51 años obtuvo el respaldo de los 50 demócratas del Senado y solo tres republicanos: Susan Collins de Maine, Lisa Murkowski de Alaska y Mitt Romney de Utah.

El presidente Joe Biden observó la votación con Jackson, su primera elección para la Corte Suprema, en la Sala Roosevelt de la Casa Blanca. La vicepresidenta Kamala Harris presidió la votación y su esposo, Doug Emhoff, observó desde la galería.

Jackson, una graduada de la Facultad de Derecho de Harvard y exdefensora pública que el Senado confirmó el año pasado para la poderosa Corte de Apelaciones de EU para el Circuito de D.C, se unirá al tribunal superior cuando el juez Stephen Breyer se jubile en junio o julio.

Ella será la jueza 116 de la Corte, su sexta mujer y el octavo juez que no es un hombre blanco.

El proceso de confirmación de Jackson solidificó aún más la infusión de partidismo y política en los nombramientos judiciales. Aunque ningún republicano dijo que no estaba calificada para el puesto, obtuvo menos votos republicanos que los nueve que obtuvo Sonia Sotomayor en 2009 y los cinco que recibió Elena Kagan en 2010.

Muchos senadores republicanos, incluido el líder de la minoría Mitch McConnell, argumentaron que se oponían al nombramiento de Jackson porque la veían como una posible jueza activista.

“Los republicanos quieren defender la separación de poderes que nos dejaron los redactores”, defendió McConnell. “Queremos que los jueces honren su papel limitado en nuestra República: apéguese al texto, gobierne imparcialmente y deje la formulación de políticas a los responsables políticos”.

Con información de Bloomberg