La Sedena dispone de cuatro aeronaves y 63 elementos del Ejército para cooperar en la sofocación del incendio en Matanzas

La Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) informó este martes que se utilizaron cuatro aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana en el establecimiento de un puente aéreo con Cuba, creado para ayudar a sofocar el incendio en un parque de depósitos de combustible de Matanzas.

“Se estableció un puente aéreo, con el que se han desarrollado 13 vuelos logísticos de forma ininterrumpida, empleando tripulaciones dobles para garantizar el apoyo continuo”, informó la Sedena mediante un comunicado.

Hasta el momento, se han trasladado 44 mil 800 litros de espuma retardante, 500 kilogramos de insumos, 300 kilogramos de medicamentos, dos bombas de aspersión de espuma retardante, entre otros.

La Sedena señaló además que se dispusieron a 63 elementos de diversas especialidades del Ejército, entre ellos ingenieros, de sanidad, búsqueda y rescate en estructuras colapsadas, intendencia, manejo de helibaldes y de seguridad.

Hoy se cumple el cuarto día consecutivo en el que bomberos y especialistas, tanto cubanos como extranjeros, buscan apagar un incendio de grandes proporciones en un complejo de almacenamiento de crudo en la provincia cubana de Matanzas que ha dejado al menos un muerto y 125 heridos.

Las autoridades informaron el martes que el cuarto y último tanque colindante al que recibió el impacto de un rayo el viernes por la noche, lo que desató el incendio, está ardiendo. A diferencia de las jornadas anteriores, en el lugar se observa un humo menos denso y más claro.

La pérdida de combustible es dramática para la isla, que atraviesa una seria crisis energética agravada por un duro verano. Aún no se han cuantificado los daños materiales, pero la Base de Supertanqueros de Matanzas, a unos 100 kilómetros de La Habana, es la más importante infraestructura de Cuba en el sector petrolero y es vital para surtir hidrocarburos a las termoeléctricas.

Medios de prensa oficiales indicaron que los bomberos —asesorados por expertos mexicanos y venezolanos— comenzaron a aplicar espuma a los contenedores, un procedimiento que no había podido realizarse debido a la falta de condiciones, incluidas las altas temperaturas.

Unos 14 bomberos permanecen desaparecidos luego de que se informara de la aparición del cuerpo de uno de ellos el sábado.

La base cuenta con ocho tanques de unos 50 mil metros cúbicos de almacenamiento distribuidos en dos baterías de a cuatro. Una sola estaría comprometida en el siniestro.

Con información de Latinus