Connect with us

Internacional

Lula y Bolsonaro se enfrentarán en segunda vuelta en Brasil tras una votación más ajustada de lo previsto

Brasil, la mayor democracia de América Latina, elegirá a su próximo presidente en segunda vuelta después de que ningún candidato alcanzara este domingo el 50% de votos necesarios para proclamarse vencedor.

En una votación mucho más ajustada de lo que pronosticaban las encuestas y con más de 99% de los sufragios contabilizados, el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva logró el 48,33% de los votos, frente al 43,28% del actual presidente brasileño de ultraderecha, Jair Bolsonaro.

En tercera posición se ubicó Simone Tebet, con el 4,17% de los sufragios, seguida de Ciro Gomes, con el 3,05%.

En esta jornada electoral, que ha trascurrido sin graves incidentes y con largas filas en los centros de votación, 156 millones de brasileños estaban llamados a las urnas.

Además del presidente, también se elegía a los representantes la Cámara de Diputados, a un tercio del Senado, a los gobernadores de los 26 Estados y del Distrito Federal, y todos los Parlamentos estatales.

Observadores electorales internacionales le dijeron a la BBC que la votación fue “justa y transparente”, pese a las repetidas afirmaciones de Bolsonaro de que podría haber fraude.

También señalaron que el buen desempeño de Bolsonaro, que superó los pronósticos de las encuestas, desafía su afirmación infundada de que hay “una máquina de fraude” dentro del tribunal electoral.

Las últimas encuestas colocaban a Lula como líder en las intenciones de voto, con una ventaja de entre 6 y 14 puntos sobre Bolsonaro. Algunas dejaban incluso abierta la posibilidad de que ganara la presidencia en esta primera vuelta, algo que finalmente no sucedió.

La segunda vuelta entre Lula y Bolsonaro se celebrará en cuatro semanas, el domingo 30 de octubre.

Advertisement

Quien obtenga más votos en la segunda vuelta será declarado presidente electo. El nuevo presidente prestará juramento el 1 de enero de 2023.

Bolsonaro llega a la segunda vuelta con una tarea inédita en la historia electoral brasileña: remontar al vencedor de la primera vuelta para imponerse en los comicios.

Entre los desafíos que enfrenta el actual presidente brasileño están la ventaja numérica de Lula en la primera vuelta, el alto rechazo del electorado, el bajo potencial para atraer votantes de otros candidatos, un presupuesto de campaña restringido y una lenta recuperación de la economía.

Una prórroga

Tras conocerse los resultados de la primera vuelta, Lula compareció en público para hacer balance de la votación.

“Ayer, en la conferencia de prensa, les dije que en todas las elecciones a las que me presento quiero ganar en la primera vuelta, pero no siempre es posible”, dijo el cantidato del PT, quien puede regresar a la presidencia de Brasil tras haber pasado 580 días en prisión, hasta noviembre de 2019, antes de que sus condenas por corrupción fueran anuladas por la Justicia.

Lula también afirmó que pasar a la segunda vuelta “es sólo una prórroga” y aseguró que ganará las elecciones.

“Durante toda esta campaña íbamos adelante en las encuestas de opinión pública, de todos los institutos, y yo siempre pensé que íbamos a ganar estas elecciones y les quiero decir que vamos a ganar estas elecciones. Es tan solo una prórroga”, aseguró el candidato.

Más tarde, frente a miles de sus seguidores en la Avenida Paulista de Sao Paulo, Lula dijo: “Vamos a ganar las elecciones nuevamente. Es solo cuestión de tiempo, esperar un poco más de días, para que hablemos más, mejoremos nuestro programa, convenzamos a otras personas”, dijo.

“Brasil nos necesita (al Partido de los Trabajadores)”, aseguró.

Por su parte, Bolsonaro afirmó en la noche del domingo que ve en el resultado de la primera vuelta una “voluntad de cambio por parte de la población”, según informó la cadena Globo.

Advertisement

El presidente brasileño atribuyó sus resultados electorales al impacto de la inflación en la popularidad de su gobierno.

“Tenemos una segunda vuelta por delante donde todo vuelve a ser igual, el tiempo [de propaganda] para cada lado pasa a ser el mismo. Y ahora vamos a mostrar mejor a la población brasileña, especialmente a la clase más afectada, que (la actual situación) es una consecuencia de la política de ‘quédate en casa, luego veremos la economía’, de una guerra en el exterior y de una crisis ideológica”, dijo Bolsonaro.

En su discurso, Bolsonaro criticó repetidamente a los institutos encuestadores que, según él, difunden “mentiras” en las encuestas de intención de voto.

Al votar este domingo en Vila Militar, en Río de Janeiro, Bolsonaro volvió a poner en duda la seguridad de las urnas electrónicas.

La autoridad electoral ha desestimado las acusaciones como “falsas y deshonestas”.

“El bien contra el mal”

Durante la campaña, Bolsonaro planteó los comicios como “una lucha del bien contra el mal”, se presentó como garante de los valores conservadores y cristianos, y se refirió a Lula como un “ladrón” que puede llevar a Brasil hacia un socialismo como el de Venezuela.

Lula por su parte, ha buscado ampliar su base electoral con acuerdos como el que alcanzó con su candidato a vicepresidente, Geraldo Alckmin, un exrival suyo de centroderecha al que derrotó en las elecciones de 2006.

El líder izquierdista tampoco rehuyó de la confrontación directa con Bolsonaro, a quien calificó de “genocida” por su respuesta a la pandemia de covid-19, y sostuvo que en las elecciones se juega “la democracia contra el fascismo”.

Las mayores preocupaciones de los brasileños pasan por temas económicos como el desempleo o la inflación, así como por la salud, según distintos sondeos.

Esta elección será la primera en Brasil luego de la pandemia que golpeó con dureza al país y dejó más de 685.000 muertes mientras Bolsonaro comparaba el covid con una “gripecita” y se mostraba escéptico sobre las vacunas para combatirlo.

Advertisement

La economía brasileña entró en recesión en 2021 y, si bien volvió a crecer desde hace casi un año y la tasa de desempleo cayó a 9,1% en julio, la mejora está lejos de ser percibida por la población en general.

El 15% de brasileños (unos 33 millones de personas) pasa hambre y más de la mitad de la población (125 millones de personas) padece en algún grado de inseguridad alimentaria, de acuerdo a un estudio de la red Penssan.

Con información de BBC

Internacional

Rusia y Ucrania intercambian otros 120 prisioneros de guerra

Rusia y Ucrania intercambiaron hoy 120 prisioneros de guerra, 60 de cada bando, según informaron el Ministerio de Defensa ruso y la Oficina Presidencial ucraniana.

“Como resultado de unas negociaciones, 60 militares rusos, cuya vida corría peligro en cautiverio, fueron devueltos del territorio controlado por Kyiv“, señaló el departamento dirigido por Serguéi Shoigú.

Según el comunicado oficial ruso, los liberados serán llevados en aviones de transporte militar de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia a Moscú.

En la capital rusa recibirán tratamiento, rehabilitación y asistencia psicológica en instituciones médicas del Ministerio de Defensa, señaló el mando ruso.

Por su parte, el jefe de la Oficina Presidencial de Ucrania, Andriy Yermak, señalo en su cuenta de Telegram que entre los prisioneros intercambiados hay “58 hombres y dos mujeres”. “El Día de las Fuerzas Armadas de Ucrania vuelven a casa 60 héroes”, indicó.

Yermak agregó que entre los presos intercambiados hoy hay 34 defensores de la ciudad de Mariúpol, en el mar de Azov y ocupada por los rusos, 14 de ellos de la acería de Azovstal.

“Seguimos trabajando y alcanzando de forma sistemática y de calidad nuestros objetivos”, aseguró.

Rusia y Ucrania han acelerado en las últimas semanas los intercambios de prisioneros y el pasado día 1 informaron del intercambio de otros 50 presos.

“Estamos devolviendo a los defensores de Mariupol y Azovstal, estamos devolviendo a los prisioneros que estaban en Olenivka, heridos, en particular, en las batallas en las áreas de Donetsk, Lugansk y Zaporiyia”, anunció Yermak la semana pasada.

Advertisement

Con información de EFE

Continue Reading

Internacional

Así es la problemática de los Derechos Humanos en Qatar

Por medio de redes sociales se ha dado a conocer que distintos artistas rechazaron participar en la Copa Mundial de 2022 celebrada en Qatar por motivos éticos. Bajo este contexto, Amnistía Internacional México presentó información sobre Qatar y los derechos humanos.

En su cuenta de Twitter Amnistía Internacional México, movimiento global en pro de los derechos humanos, anunció que artistas como Dua Lipa y Rod Stewart decidieron no asistir al Mundial de Qatar. Lo anterior debido a que “allí se violan sistemáticamente los derechos humanos”, aseguró el movimiento global.

Al mismo tiempo, expuso cinco datos sobre Qatar, país anfitrión de la Copa Mundial 2022 y los derechos humanos, comentando como primer punto que en dicho país la homosexualidad es penalizada. La organización menciona “existen denuncias de personas trans que fueron arrestadas y obligadas a acceder a terapias de conversión para obtener su libertad”.

Las mujeres de Qatar no pueden casarse, estudiar en el extranjero o acceder a servicios de salud reproductiva sin el permiso del padre, hermano o esposo, declara el movimiento global. Como tercer punto se señala la existencia de denuncias de tortura y malos tratos por parte del gobierno para obtener confesiones forzadas, lo cual genera juicios injustos, indica la organización.

Existen denuncias por parte de esta institución donde señalan el trabajo forzado y la explotación de personas trabajadoras migrantes en los estadios de la actual sede del Mundial. Al igual, el movimiento global asegura, tener hasta el momento registro de miles de muertes y diferentes tipos de abusos. Por último, Amnistía expone que, quienes critican al gobierno o a las instituciones son arrestados y pueden ser desaparecidos por semanas.

NotiPress

Continue Reading

Internacional

Zelenski, persona del año del Financial Times

Nueve meses después de la invasión de Rusia, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, sigue liderando la resistencia, pero asegura que se considera una persona “más responsable que valiente” a la que no le gusta “defraudar a la gente”.

Así se describe el líder ucraniano en una entrevista con el diario británico “Financial Times” (FT), después de que este medio lo llevara a su portada tras nombrarlo Personalidad del Año.

Zelenski también confiesa que, en vez de luchar contra las fuerzas del Kremlin, preferiría estar con su hijo “pescando carpas en el río Dnipro”.

La paz puede aún estar lejos, pero el FT subraya que “ese mensaje campechano” es típico de un líder que todavía se presenta a sí mismo “como una persona normal con gustos humildes”, cualidades que le han valido la “admiración de los ucranianos y sus seguidores en el extranjero”.

No siempre fue así. Antes del estallido del conflicto el pasado febrero, “muchos” de sus compatriotas le “consideraban una broma”, le veían como un exactor convertido en político “aficionado” con dificultades para “cumplir con los retos” que le planteaba la presidencia del país, recuerda el rotativo.

Era el “hombre de la calle” convertido en presidente, un papel que ya interpretó en la serie satírica de televisión que le dio gran fama en Ucrania.

“Es también la antítesis del presidente ruso, Vladimir Putin, escondido en el Kremlin, cuya obsesión por reconstruir un imperio ha costado decenas, quizá cientos, de miles de vidas”, lamenta el FT.

Por contra, Zelenski ha llegado a encarnar “el coraje y la resiliencia” del pueblo ucraniano en “su lucha contra la agresión rusa”, motivos por los que el Financial Times “le ha elegido como Personalidad del Año”.

El líder de Kiev, insiste este medio, se ha ganado un lugar en la historia por “su extraordinaria demostración de liderazgo y fortaleza”.

Advertisement

Con información de EFE

Continue Reading