Morena y aliados en el Senado frenan discusión sobre el Tren Maya

Este 30 de marzo llegó hasta el pleno del Senado un punto de acuerdo para que de inmediato fueran citados a comparecer los titulares responsables de las dependencias involucradas en el proceso de construcción del Tren Maya.

Sin embargo, con 44 votos a favor de la oposición y 46 en contra de Morena y sus aliados, el Senado rechazó citarlos para que se dieran una vuelta por la cámara y explicaran lo que pasó con el relajo del Tramo 5 del Tren Maya. Nomás como dato, los senadores del Partido Verde Ecologista, Manuel Velazco y Gabriela Benavides, votaron en abstención.

El punto de acuerdo proponía que el Senado citara a comparecer a Rogelio Jiménez Pons y Javier May Rodríguez, exdirector y actual director del Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur); así como a María Luisa Albores de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); así como a Blanca Alicia Mendoza de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Los senadores del PAN, quienes presentaron el punto de acuerdo, explican que desde el inicio de las obras de construcción del Tren Maya ha existido una preocupación sobre las implicaciones del proceso sobre todo en materia ambiental “porque su construcción a causado la devastación de miles de hectáreas de selva y de recursos hídricos, además de poner en peligro a diversas especies de animales que ya están en peligro de extinción.

Además de algunas otras irregularidades, los senadores exponen que las obras del Tramo 5 del Tren Maya se iniciaron, luego se cambió de ruta y hasta el momento no se conoce el proyecto de obra o el impacto ambiental que se provocará. Eso sin mencionar una tala y afectación a la selva y a los cenotes que ha sido documentado por organizaciones.

El Grupo Parlamentario del PAN en el Senado de la República expresa su enérgico rechazo a las obras megalómanas del presidente López Obrador como el Tren Maya, que tienen la intención de satisfacer su ego, sin importar la devastación de los recursos naturales de nuestro país; que ponen en riesgo especies animales en peligro de extinción; que pagan sobre precio por la obra y que violan los derechos laborales de los trabajadores“, se lee en el punto de acuerdo que fue rechazado por Morena y sus aliados en el Senado.

Pero no es todo lo que se rechazó.

La periodista Leti Robles de la Rosa cuenta que, antes de rechazar las citas a comparecencia, Morena impidió que el Senado hiciera un llamado urgente a evitar el deterioro ecológico por el Tren Maya.

Con información de Sopitas