Nayib Bukele decreta Régimen de Excepción en El Salvador tras ola de asesinatos

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, tuvo que dejar un rato sus intentos de crear un imperio bitcoin, ante la ola de asesinatos que se han registrado en los últimos días en el país. La mayoría supuestamente relacionados con pandillas.

En sólo tres días (viernes y fin de semana) se han reportado 76 asesinatos en El Salvador. Debido a ello, el presidente Nayib Bukele decretó un régimen de excepción, lo cual implica la suspensión de garantías constitucionales. Todo bajo la justificación de enfrentar de la mejor manera el incremento desmedido de asesinatos y actos violentos.

Según el artículo 29 de la constitución de El Salvador, se decreta régimen de excepción  “en caso de guerra, invasión del territorio, rebelión, sedición, catástrofe, epidemia u otra calamidad general, o de graves perturbaciones del orden público”.

Al decretar el régimen de excepción (solicitada el día 26 y aprobada en las primeras horas del 27 de marzo), Bukele solicitó a las fuerzas de seguridad actuar de manera contundente contra pandilleros. “Deben dejar que los agentes y los soldados hagan su trabajo y deben defenderlos de las acusaciones de quienes protegen a los pandilleros”, exigió el presidente de El Salvador.

Además de informar sobre el estado de excepción, el cual se extenderá por 30 días, Nayib Bukele decretó emergencia máxima en todos los penales de seguridad y máxima seguridad. Con esta orden,  todas las celdas  permanecerán cerradas las 24 horas, los siete días de la semana.

Nadie sale ni al patio. Mensaje para las pandillas: por sus acciones, ahora sus ‘homeboys’ no podrán ver ni un rayo de sol”.

Ante las críticas por, así en exprés, dejar al país ante la posibilidad de violaciones a los derechos humanos por parte de policía y ejército, el presidente Bukele aseguró que la vida seguirá “normal” para quienes no tengan que ver con pandillas criminales. ¿Cómo le hará el ciudadano común para demostrar eso? Mmmm, bueno, eso no lo especificó… sólo pidió tener confianza en las autoridades.

Servicios religiosos, eventos deportivos, comercio, estudios, etc., pueden seguirse realizando normalmente. A menos que usted sea pandillero o las autoridades lo consideren sospechoso. Sin embargo, sí habrá algunos cierres focalizados y temporales en algunas zonas”, advirtió Bukele.

Unas medidas con tintes tan clasistas como las que expuso el presidente de El Salvador (¿dónde creen que irá la carga de las fuerzas de seguridad?) no podía dejar de ser aplaudida por Ricardo Salinas Pliego. “Eso es tener huevos. Finalmente, la autoridad opta por joder a los delincuentes y protejer (sic) a los ciudadanos. Bravo Nayib Bukele!”, escribió el dueño de Grupo Salinas en redes.

Según presumió Bukele, en casi dos días que se han endurecido los operativos, se han detenido casi 600 personas.

Con información de Sopitas