Rusia y Ucrania reanudan la quinta ronda de negociaciones; “es una discusión bastante dura”, asegura el asesor de Zelenski

Los gobiernos de Ucrania y Rusia han reanudado este martes la quinta ronda de las negociaciones para encontrar un acuerdo que ponga fin al conflicto en la región, informó la agencia local Ukrainform.

“En este momento está en marcha una discusión bastante dura entre las partes”, según el asesor y jefe de la oficina presidencial ucraniana, Mykhailo Podoliak.

El lunes Rusia y Ucrania mantuvieron abierto un endeble canal diplomático con una cuarta ronda de negociaciones, incluso mientras las tropas rusas intensificaban su ofensiva sobre Kyiv y otras ciudades del país con incesantes bombardeos que la Cruz Roja dijo han creado “ni más ni menos que una pesadilla” para la población civil.

En tanto, una caravana de 160 vehículos civiles salió del sitiado puerto de Mariúpol a través de un corredor humanitario, reportó el ayuntamiento. La evacuación representó un raro destello de esperanza una semana y media después de que inició un asedio letal que ha dejado casas y edificios pulverizados, y a la población desesperada por conseguir alimentos, agua, calefacción y medicamentos.

Las negociaciones más recientes, efectuadas por videoconferencia, fueron la cuarta ronda y la primera en una semana con la participación de funcionarios de alto nivel de ambos países. Concluyeron sin avances significativos después de varias horas, y un colaborador del presidente ucraniano Volodimir Zelenski señaló que los negociadores tomaron una “pausa técnica” y planeaban reunirse nuevamente el martes.

Ambas partes habían expresado cierto optimismo en los últimos días. Mykhailo Podolyak, el colaborador de Zelenski, tuiteó que los negociadores hablarían sobre “la paz, el cese del fuego, el retiro inmediato de las tropas y garantías de seguridad”.

Conversaciones previas, realizadas de forma presencial en Bielorrusia, no derivaron en el establecimiento de corredores humanitarios a largo plazo ni acuerdos para poner fin a los enfrentamientos.

En Washington, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, señaló en una rueda de prensa el lunes que, si bien el gobierno del presidente Joe Biden apoya la participación de Ucrania en las conversaciones con Rusia, el mandatario ruso Vladimir Putin tendría que mostrar señales de disminución en la ofensiva para demostrar que actúa de buena fe.

“Y lo que realmente buscamos es evidencia de eso, y no estamos viendo ninguna evidencia de que el presidente Putin esté haciendo nada para detener la embestida ni reducirla”, declaró.

En general, casi todas las ofensivas militares rusas permanecieron estancadas después de lograr avances mínimos el fin de semana, según un alto funcionario de Defensa de Estados Unidos que habló a condición de guardar el anonimato a fin de revelar la evaluación del Pentágono. Las fuerzas rusas siguen a unos 15 kilómetros del centro de Kyiv, indicó el funcionario.

Dijo también que las tropas de Putin han lanzado más de 900 misiles, pero el espacio aéreo ucraniano sigue en disputa, sin que Rusia haya conseguido una superioridad aérea absoluta.

Durante la noche, las sirenas de ataque aéreo se activaron en distintas ciudades y poblaciones del país, desde puntos cercanos a la frontera rusa en el este hasta los Montes Cárpatos en el oeste, y los combates continuaban a las afueras de Kyiv. Las autoridades ucranianas informaron que las fuerzas rusas cañonearon varios suburbios de la capital.

Funcionarios de Ucrania informaron que dos personas murieron cuando los rusos atacaron una fábrica de aviones, desatando un enorme incendio. La planta Antonov es la fábrica de aeronaves más grande de Ucrania y produce muchos de los aviones de carga más grandes del mundo.

La artillería rusa también impactó un edificio residencial de nueve pisos en el distrito de Obolonskyi, en el norte de Kyiv, causando la muerte de otras dos personas, señalaron las autoridades.

Además, un ataque aéreo ruso cerca de un punto de revisión ucraniano provocó extensos daños a un vecindario del centro de Kyiv y dejó un muerto, indicó la agencia de emergencias de Ucrania.

Kateryna Lot dijo que estaba en su apartamento mientras su hijo hacía la tarea cuando escuchó una fuerte explosión y corrió para protegerse.

“El niño se puso histérico. Nuestras ventanas y el balcón se hicieron añicos. Parte del piso se cayó”, dijo Lot. “Fue muy, muy aterrador”.

El reportero de Fox News Benjamin Hall resultó herido mientras informaba desde las afueras de Kyiv y fue hospitalizado, indicó la cadena.

En Rusia, el principal programa de noticias vespertino de la televisora estatal fue interrumpido brevemente por una mujer que ingresó al estudio sosteniendo un letrero en contra de la guerra. El sitio web de OVD-Info que monitorea los arrestos políticos dijo que era una empleada de Channel 1 y fue detenida.

Un concejal de la localidad de Brovary, al este de Kyiv, murió durante los combates en la ciudad, informaron funcionarios. También cayó fuego de artillería sobre Irpín, Bucha y Hostomel, suburbios de Kyiv donde se han registrado algunos de los combates más intensos, parte de los intentos fallidos de Rusia por tomar la capital, dijeron las autoridades locales.

Se reportaron ataques aéreos en todo el país, incluida la ciudad de Mykolaiv en el sur, y en Cherníguiv, en el norte, donde se suspendió la calefacción en la mayor parte de la ciudad. También resonaron explosiones durante la noche en torno al puerto de Jersón, ocupado por Rusia, en el Mar Negro.

Nueve personas perdieron la vida en un ataque de misiles contra una torre de televisión en la localidad occidental de Antopol, según el gobernador de la región.

En la ciudad oriental de Járkiv, los bomberos rociaban agua sobre los restos humeantes de un edificio residencial de cuatro pisos. No estaba claro si había víctimas.

En Mariúpol, una ciudad del sur del país que ha padecido un sufrimiento de los más cruentos, el ayuntamiento no informó cuántas personas se encontraban en la caravana de automóviles que se dirigía al oeste en dirección de la ciudad de Zaporiyia. Pero sí señaló que el cese del fuego a lo largo de la ruta parecía mantenerse.

Intentos anteriores para evacuar a los civiles y entregar la ayuda humanitaria a la ciudad de 430 mil habitantes se vieron frustrados por los combates.

Las fuerzas armadas ucranianas dijeron haber repelido el lunes un intento de tomar el control de Mariúpol por parte de las fuerzas rusas, que se vieron obligadas a retirarse. Imágenes satelitales de Maxar Technologies mostraron incendios en toda la ciudad, con muchos edificios de apartamentos muy dañados o destruidos.

El líder de la región rusa de Chechenia, que cuenta con el respaldo del Kremlin, indicó en una aplicación de mensajería que combatientes chechenos estaban encabezando la ofensiva contra Mariúpol.

Robert Mardini, director general del Comité Internacional de la Cruz Roja, dijo que la guerra se ha vuelto “ni más ni menos que una pesadilla” para los que viven en las ciudades sitiadas, y exhortó a que se establezcan corredores seguros para que los civiles salgan y pueda ingresar la ayuda humanitaria.

“La situación no puede seguir así”, señaló. “La historia está observando lo que está pasando en Mariúpol y en otras ciudades”.

Una mujer embarazada que se convirtió en un símbolo del sufrimiento de Ucrania cuando fue fotografiada mientras era transportada desde un hospital de maternidad bombardeado en Mariúpol la semana pasada ha muerto junto con su bebé, según se enteró The Associated Press.

Los residentes de Mariúpol, incluida Natalia Koldash, se apresuraron para ponerse a salvo dentro de un edificio el domingo mientras un avión no identificado sobrevolaba la zona.

“No tenemos nada de información”, comentó Koldash. “No sabemos nada. Parece que estamos viviendo en un bosque espeso”.

Con información de EFE y AP