Terremoto en Afganistán deja al menos mil muertos y cientos de heridos tras un sismo de 6,1

Un terremoto causó al menos 1.000 muertos y 1.500 heridos en Afganistán, según informó un funcionario del talibán.

Imágenes muestran deslizamientos de tierras y casas de barro destruidas en la provincia de Paktika, en el este del país, donde rescatistas intentan tratar a los heridos.

El sismo, de 6,1 de magnitud en la escala Richter, se produjo a unos 44 kilómetros de la ciudad de Jost.

El líder talibán Hibatullah Akhundzada señaló que cientos de viviendas habían quedado destruidas y que esperaban que el número de víctimas aumentase.

Es el terremoto más mortal que se produce en Afganistán en dos décadas.

“En cada calle por la que vas, escuchas a la gente lamentando la muerte de sus seres queridos. Las casas están en ruinas”, le dijo a la BBC un periodista local en la provincia de Paktika, gravemente afectada.

El temblor se sintió a más de 500 kilómetros, en Afganistán, Pakistán e India, según el Centro Sismológico Europeo del Mediterráneo, citado por la agencia Reuters.

El centro dijo que los testigos informaron haber sentido el sismo en la capital de Afganistán, Kabul, así como en la capital de Pakistán, Islamabad.

Sin embargo, no ha habido reportes inmediatos de víctimas, y el terremoto apenas ha causado daños allí.

“Desafortunadamente, anoche hubo un fuerte terremoto en cuatro distritos de la provincia de Paktika, que mató e hirió a cientos de nuestros compatriotas y destruyó decenas de casas”, tuiteó el portavoz del gobierno Bilal Karimi.

“Instamos a todas las agencias de ayuda a enviar equipos al área de inmediato para evitar una mayor catástrofe”.

Viviendas precarias

El sismo, que ocurrió durante la madrugada mientras mucha gente dormía, se produjo a una profundidad de unos 51 kilómetros, según señala el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Los terremotos pueden causar daños significativos en Afganistán, particularmente en muchas áreas rurales donde muchas viviendas no son tan estables o no están bien construidas.

La comunicación después del terremoto se he hecho difícil debido a los daños en las torres de telefonía móvil y el número de muertos podría aumentar aún más, dijo otro periodista local en el área.

“Muchas personas no están al tanto de cómo están sus familiares porque sus teléfonos no funcionan”, dijo.

“Mi hermano y su familia murieron, y lo supe después de muchas horas. Muchos pueblos han sido destruidos”.

Afganistán también es un país propenso a los terremotos, ya que se encuentra en una región sísmicamente activa.

En los últimos 10 años, más de 7.000 personas han muerto en terremotos en el país, informa la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Con información de BBC