Zelenski denuncia ataque ruso contra hospital infantil: ‘niños se encuentran bajo los escombros’

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski denunció este miércoles que Rusia bombardeo un hospital materno infantil en la ciudad de Mariúpol.

A través de sus redes sociales, el mandatario aseguró que niños se encuentran bajo los escombros e hizo un enérgico llamado a las naciones del mundo para hacer lo posible por detener de inmediato “los asesinatos”.

“Ataque directo de las tropas rusas en el hospital maternal. Personas y niños están bajo los escombros. ¡Qué atrocidad! ¿Cuánto tiempo más el mundo será cómplice ignorando el terror? ¡Cierren el cielo ahora mismo! ¡Detengan los asesinatos de inmediato! Tienen la capacidad, el poder de hacerlo, pero parece que están perdiendo la humanidad”, escribió Zelenski en su cuenta de Twitter.

De acuerdo a las autoridades, al menos 17 personas resultaron heridas tras el ataque aéreo contra el hospital infantil, perpetrado durante un período ‘de alto el fuego’ acordado por Rusia y Ucrania para permitir la evacuación de civiles.

Mariúpol, ciudad portuaria ubicada en el sur de Ucrania, se encuentra bajo un incesante bombardeo ruso. El asedio es tan grande que los ciudadanos están sepultando a sus amigos y familiares apresuradamente, sin ceremonias y en tumbas colectivas.

Con las morgues atestadas y una gran cantidad de cadáveres abandonados en viviendas, las autoridades municipales decidieron que no podían esperar para realizar entierros individuales, por lo que improvisaron una zanja de unos 25 metros en un viejo cementerio en el centro de la ciudad que sirve como tumba colectiva.

Los cadáveres llegan envueltos en alfombras o bolsas de plástico. Cuatro llegaron el martes, otros 30 en lo que va a del miércoles. Los cuerpos son de civiles muertos en cañoneos a la ciudad, de soldados y civiles muertos por enfermedades u otras causas naturales.

Dimitro Kuleba, ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, aseguró este miércoles que el ejército ruso ha tomado a más de 400 mil personas “como rehenes” en Mariupol y “bloquea la evacuación y el paso de ayuda humanitaria”.

“Casi 3 mil recién nacidos pronto se quedarán sin medicinas ni alimentos. ¡El mundo debe actuar de inmediato! ¡Los bárbaros rusos deben detener la guerra contra los civiles y los niños!”, escribió en sus redes sociales.

Con información de El Financiero