Deportes

Mujeres rarámuri la rompen en The Speed Project

Seis mujeres rarámuri han puesto una vez más el nombre de México en alto luego de realizar un recorrido de 550 kilómetros en Estados Unidos, el cual inició en Los Ángeles y finalizó en la ciudad de Las Vegas, Nevada, con relevos sin detenerse.

Yulisa Fuentes, Isidora Rodríguez, Lucía Nava, Argelia Orpinel, Rosa Ángela Para y Verónica Palma, conforman el primer equipo formal de mujeres rarámuri, el cual fue parte de The Speed Project, que es esta carrera de 550 kilómetros, que básicamente viene siendo lo equivalente a 13 maratones (el maratón tiene una distancia de 42 kilómetros y 195 metros), y en el cual el requisito es que cada competidor cubra al menos 90 kilómetros.

El equipo de estas seis mujeres es conocido como “Ra ra ra” y está conformado por experimentadas atletas de largas distancias, entre quienes destaca Yulisa Fuentes, quien es campeona del ultramaratón de Los Cañones (100 kilómetros), además de Isidora Rodríguez, quien también ha conquistado ultramaratones de 100 kilómetros. Verónica Palma ha participado en los Juegos Mundiales Máster de Pueblos Indígenas, de modo que cada una de las mujeres de este singular equipo cuenta con una reconocida experiencia.

El recorrido de Los Ángeles a Las Vegas representó un desafío particular para cada una de estas mujeres que suelen correr con los vestidos típicos de la comunidad indígena de Chihuahua y con sandalias, sin embargo debido a que en algunos tramos se encontraron lluvia, tuvieron que optar por dejar el vestido y cambiarlo por short, pues la lluvia hizo que los vestidos fueran demasiado pesados.

Asimismo, algunas competidoras optaron por cambiar las sandalias por tenis, lo cual es una práctica común entre estas ultramaratonistas rarámuri que ya han dado de qué hablar en ocasiones anteriores tanto por las largas distancias recorridas, como por sus atuendos.

Para que las seis mujeres rarámuri pudieran formar parte de esta competencia fue necesario que se realizara una recaudación de fondos para costear los gastos relacionados con la competencia. Los recursos llegaron a través de la plataforma donadora, en la cual se establece que el objetivo era 500 mil pesos, de los cuales sólo se cubrieron 234 mi.

Con este dinero se realizaron trámites migratorios, se consiguió el vuelo de Chihuahua a Los Ángeles y de Las Vegas a Chihuahua, así como la renta de la casa rodante en la cual descansaban y se hidrataban las mujeres que esperaban su turno para hacer el relevo, entre muchos otros aspectos.

Aunque no se logró el objetivo económico a través de estas donaciones, los recursos fueron suficientes para que el equipo “Ra ra ra” pudiera comenzar la competencia el viernes 29 de marzo en el muelle de Santa Mónica y lo finalizara en la entrada de Las Vegas. “Llegamos a la meta todas bien, gracias a Dios, una gran experiencia entre mujeres rarámuri, rompimos en llanto, pero demostramos nuestra fortaleza”, compartió Vero Palma en sus redes sociales.

En total fueron más de 50 horas corriendo sobre diferentes superficies, de día, de noche, con lluvia, frío, calor, pero el equipo “Ra ra ra” da lecciones con su enorme esfuerzo, que va más allá de únicamente correr.

Con información de Sopitas

Exit mobile version