Connect with us

Interesante

¿Por qué el tamaño real de África no se refleja en los mapas?

África es el continente en donde todo nació. En geografía siempre se dice que su tamaño es casi como el de Sudamérica, pero no podríamos estar más lejos de la realidad. Debido a la forma esférica de la Tierra, el continente africano siempre aparece con otras proporciones en los mapamundis tradicionales. ¿Por qué el tamaño real de África no se refleja en los mapas?

El sistema que usan la mayoría de nuestros mapas actuales existe desde el siglo XVI y desde entonces no ha habido muchos cambios. Este sistema cartográfico es práctico porque traza el territorio de los diferentes continentes y los océanos, pero en realidad tiene muchas fallas en cuanto a precisión.

Fue el cartógrafo europeo nacido en Bélgica, Geert de Kremer, más conocido como Mercator, quien implementó su propio sistema para obtener un mapa entero del mundo en 1569. Mercator estudió también matemáticas, astronomía y geografía. Su primer mapa fue uno del territorio palestino y llegó a ser nombrado cosmógrafo de la corte del duque alemán Guillermo de Cléveris.

Este célebre cartógrafo diseñó una nueva proyección para crear mapas con líneas rectas para marcar las longitudes. Así, las regiones de este a oeste quedaban divididas en líneas paralelas facilitando así la navegación y el desplazamiento de los viajeros.

Mercator trazó varios mapas de diferentes países y publicó su propio Atlas, que por cierto fue el primer compendio de mapas que llevaba el nombre de titán de la mitología griega, responsable de cargar el peso de los cielos. Entre otras curiosidades, también estudió la distancia que hay entre los tonos y semitonos musicales.

El problema fue que, al dividir las secciones de un mapamundi con líneas horizontales la exactitud se perdía. La redondez de la tierra se comprobó desde el tiempo de los antiguos griegos. Mercator también hacía globos terráqueos, entonces el problema era cuando los mapas pasaban de un plano a una superficie esférica y viceversa.

Al tomar el ecuador de la Tierra como el centro del mapa, en el área de los polos quedaban grandes espacios vacíos. La solución del cartógrafo fue darle un estiramiento a los extremos norte y sur del globo en sus mapas. Aunque sus mapas resultaron prácticos, el tamaño de los continentes quedó distorsionado y la información era errónea.

El problema con África es que aparece mucho más pequeña de lo que verdaderamente es. Entre más alejados están los territorios del ecuador, más distorsionados aparecen en el mapa. Y el error se repite. Groenlandia aparece mucho más grande de lo que es en realidad. Su tamaño verdadero es menor al de Argentina. 

Europa es representada de un tamaño mayor al de América del Sur. Además de distorsionar la percepción de nuestro mundo tal como es, los errores de Mercator se aprovecharon para favorecer a los países de Occidente, dominantes en la época y hasta nuestros días. Europa era el continente que estaba en el centro del mundo en su mapamundi.

¿Hay un mapa exacto del planeta?

Actualmente, aún con los avances tecnológicos y los recursos que hay para el estudio de la geografía, no existe un mapa exacto que proyecte los continentes tal como son. Y el problema constante es la forma esférica de la Tierra. 

Una nueva proyección creada por el cartógrafo alemán Oswald Winkel en 1921, parece ser la más aproximada al tamaño real de los diferentes territorios del planeta. Es conocida como la proyección Winkel-Tripel o Winkel III y utiliza una serie de fórmulas aritméticas para conseguir una mayor exactitud.

Se usa en los mapas de las escuelas de Alemania y Estados Unidos, y además en varias instituciones educativas y otras dedicadas a la divulgación como la National Geographic Society, que la adoptó en 1998 para hacer sus mapas.

Los intereses políticos influyen en los asuntos geográficos. Esperamos que en las escuelas se difundan conocimientos verdaderos y que África y otros territorios sean representados tal como son en los mapamundis.

Con información de Sopitas

Advertisement