Biden se reunió con funcionarios ucranianos en Polonia al comenzar el último día de un viaje de alto riesgo

El presidente Joe Biden se reunió este sábado con funcionarios ucranianos en la capital polaca, Varsovia, al iniciar el último día de un viaje de último minuto a Europa destinado a sincronizar cómo los aliados occidentales abordarán la agresión de Rusia y asegurarán a las naciones que cuentan con el apoyo de Estados Unidos.

La visita de Biden a Europa se ha centrado por completo en la guerra. Pero las conversaciones con el ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, y el ministro de Defensa, Oleksii Reznikov, fueron la primera vez que Biden pudo reunirse cara a cara con funcionarios de Ucrania durante su gira.

A medida que avanzaba la reunión, Kuleba describió un arduo viaje desde Kyiv a Varsovia que incluyó un tren y tres horas en automóvil.

“Es como volar de Kyiv a Washington con un vuelo de conexión en Estambul”, dijo Kuleba. “Lo bueno es que desde el comienzo de la guerra aprendí a dormir en cualquier condición. Así que dormí en el tren, dormí en el auto”.

Biden, al enterarse de cómo habían viajado los ministros, relató que él también había hecho muchos viajes en tren.

“Estás viendo a un tipo que ha viajado más de un millón, 200.000 millas en un tren. Literalmente”, dijo Biden. Biden viajó desde su casa en Delaware a Washington como senador y vicepresidente en los trenes de Amtrak.

Es probable que la reunión del grupo en un hotel en Varsovia, que también incluía al secretario de Estado Antony Blinken y al secretario de Defensa Lloyd Austin, profundice en temas más sustantivos más adelante.

Ucrania ha estado presionando a EE. UU. y la OTAN para que aumenten la asistencia militar que brindan a Ucrania, incluidas las llamadas del presidente Volodymyr Zelensky para establecer una zona de exclusión aérea.

Después de las conversaciones en Bruselas esta semana, durante las cuales Zelensky apareció virtualmente, no parecía que los miembros de la OTAN se hubieran entusiasmado con la idea. Biden ha dicho que involucrarse más directamente en el conflicto podría dar paso a la Tercera Guerra Mundial.

Eso dejó a los líderes de Ucrania consternados. “Estamos muy decepcionados, con toda honestidad. Esperamos más valentía. Esperábamos algunas decisiones audaces. La alianza ha tomado decisiones como si no hubiera guerra”, dijo Andriy Yermak, jefe de la Oficina del Presidente de Ucrania, en una entrevista con el Atlantic Council el viernes.

En Varsovia, Biden sostuvo una reunión bilateral con el presidente polaco Andrzej Duda para discutir cómo Estados Unidos y sus aliados están respondiendo a la crisis de refugiados que se produjo como resultado de la guerra y se reunirá con refugiados ucranianos.

Antes de regresar a Washington, el presidente también pronunciará un discurso catalogado por la Casa Blanca como un “discurso principal”.

El discurso, dijo el viernes el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, “hablará de lo que está en juego en este momento, la urgencia del desafío que se avecina, lo que significa el conflicto en Ucrania para el mundo y por qué es tan importante que el mundo libre mantenga la unidad y la determinación frente a la agresión rusa”.

La gira de varios días de Biden por Europa comenzó en Bruselas, donde consultó con los principales aliados de Estados Unidos sobre la respuesta global a la guerra. El viaje terminará en una nación fronteriza con Ucrania, donde los problemas de seguridad regional y la crisis humanitaria en curso estarán al frente y al centro.

Durante cumbres instantáneas en Bruselas, Biden anunció nuevas sanciones contra los miembros del parlamento ruso, reveló la intención de Estados Unidos de acoger a 100.000 refugiados que huyen de Ucrania y consultó con los líderes sobre cómo responderá el mundo si Rusia despliega un arma química, biológica o nuclear durante la guerra.

El viernes, Biden también anunció una nueva iniciativa destinada a privar al presidente de Rusia, Vladimir Putin, de las ganancias energéticas europeas que, según Biden, se utilizan para impulsar la guerra de Rusia en Ucrania. Y más tarde ese día, luego de su llegada a 104 km de la frontera de Polonia con Ucrania, el presidente se reunió con trabajadores humanitarios para escuchar sus relatos sobre cómo ayudar a aliviar la crisis humanitaria y miembros de la 82 División Aerotransportada, que han sido desplegados a lo largo del borde este de la OTAN para disuadir una posible agresión rusa.

Biden les dijo a los miembros del servicio el viernes: “En lo que están involucrados es mucho más que si podemos o no aliviar el sufrimiento de Ucrania”.

“Estamos en una nueva fase, su generación. Estamos en un punto de inflexión”, dijo. Y les dijo a las tropas que su misión era más que simplemente enviar un mensaje a Rusia. En cambio, dijo, estaban actuando como una señal para todos los autócratas del mundo.

Si bien Biden se reunirá con refugiados en Varsovia, dijo el viernes que hubiera preferido ver la crisis desde una perspectiva aún más cercana.

“No me dejarán, comprensiblemente, supongo, cruzar la frontera y echar un vistazo a lo que está pasando en Ucrania”, dijo. La Casa Blanca ha dicho que no exploró una visita a Ucrania.

La visita al vecino occidental de Ucrania se produce cuando Polonia, en varios frentes, ha instado a Estados Unidos a hacer más en la guerra.
Por ejemplo, Duda ha pedido a EE. UU. que acelere y simplifique los procedimientos que permiten a los ucranianos con familiares en EE. UU. venir al país.

Más de 3,5 millones de refugiados han huido de Ucrania, según datos de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas publicados el martes. La gran mayoría de esos refugiados han huido a los vecinos occidentales de Ucrania en toda Europa.

Polonia, que limita con Ucrania al oeste, ha registrado más de 2 millones de refugiados ucranianos que cruzan el país, aunque no todos los refugiados que han entrado en Polonia permanecen allí.

Además, EE. UU. ha seguido rechazando la propuesta de Polonia de facilitar la transferencia de sus aviones de combate MiG-29 a Ucrania. Y el presidente polaco ha pedido una postura de defensa más permanente de la OTAN en el país junto con una fuerza internacional de mantenimiento de la paz en Ucrania.

Los funcionarios estadounidenses no se han entusiasmado con la propuesta de mantenimiento de la paz, lo que sugiere que podría violar la línea roja de Biden de mantener a las tropas estadounidenses fuera del conflicto.

Durante la reunión del viernes con trabajadores humanitarios, Duda dijo que la “presencia de Biden aquí envía una gran señal y evidencia de unidad, unidad dentro de la OTAN”.

El presidente polaco agregó que la visita de Biden “demuestra un gran apoyo y también una gran importancia otorgada por Estados Unidos a la estabilidad y la paz mundial, al restablecimiento de la paz donde están sucediendo situaciones difíciles en lugares donde alguien recurre a actos de agresión contra otros países democráticos y naciones libres, como está ocurriendo hoy contra Ucrania, donde la agresión rusa, desafortunadamente, que está ocurriendo desde hace un mes, es efectiva”.

Con información de CNN