Connect with us

Deportes

¿Cómo va México tras el fracaso de Qatar 2022?

El 30 de noviembre de 2022, México quedó eliminado en la fase de grupos del Mundial de Qatar, lo cual representó el peor fracaso del Tricolor desde 1978, por lo cual los directivos del futbol mexicano pidieron un periodo de 60 días para realizar un informe y sentar las bases para hacer una reestructura, la cual se compartió finalmente el 31 de enero del 2023.

Para ese entonces, el presidente de la Federación Mexicana de Futbol era Yon de Luisa, quien aceptó responsabilidad tras la eliminación de México en Qatar y el 31 de enero compartió una presentación con varias pospuestas y promesas, las cuales no se llevaron a cabo del todo después de 18 meses.

En noviembre del 2022, México quedó eliminado en la fase de grupos del Mundial con cuatro puntos, un partido ganado, ante Arabia (ranking 56) dos goles a favor y tres en contra.

En junio del 2024, el combinado mexicano también fue eliminado en la fase de grupos de la Copa América, con cuatro puntos, un juego ganado ante Jamaica (ranking 53), un gol a favor y uno en contra.

Todo las promesas que se hicieron en enero del 2023 o se olvidaron o no se llevaron a cabo, tanto en la Selección Mexicana como en la estructura de la Liga MX, de hecho, algunas cosas han empeorado.

Yon de Luisa, quien dejó la presidencia de la Federación Mexicana de Futbol en mayo del 2023, prometió un perfil de entrenador para la Selección: “Es fundamental que el próximo entrenador conozca en plenitud al jugador mexicano. Se necesita un cuerpo técnico que, a pesar de la ausencia eliminatoria, sea ganador; probado en vestidores fuertes, que haya levantado copas”. 

La primera elección fue Diego Cocca, que aunque había sido bicampeón con Atlas, no tenía realmente un historial ganador y llegó al banquillo con varias interrogantes y sospechas de intermediarios en el proceso. El sucesor es Jaime Lozano, quien ganó el bronce olímpico, pero que aún es considerado un entrenador en formación. 

Aquel enero se anunció un juego amistoso contra Alemania como prueba de que la promesa se iba a llevar a cabo. Dicen que la intención es lo que cuenta y si bien se consiguieron partidos ante Brasil y Uruguay, también se jugaron amistosos frente a Bolivia, Guatemala y Uzbekistán, que están fuera de los 60 primeros del ranking FIFA.

Además de jugaron duelo contra otras selecciones de segunda categoría, como Australia, Ghana y Camerún, además de selecciones que no se pueden evitar en torneos de la Concacaf, como Copa Oro y Nations League como Haití y Surinam.

En esa misma presentación hubo participación de Mikel Arriola, quien prometió una estructura con torneos largos, que en realidad era solo entregar un trofeo al equipo que hiciera más puntos en un año futbolístico, el resto sería igual, con dos torneos cortos al año y su respectiva liguilla.

Al final ese intento de proyecto no se concretó y todo terminó con un premio económico para el club con más puntos en un año futbolístico.

Además se dijo que se retomaría el ascenso y descenso, además de trabajar en eliminación de la multipropiedad, dos cosas que no se han cumplido en 18 meses.

Después del Mundial de Qatar el calendario de la Liga MX ha sido una auténtica fiesta. En el Apertura 2023 se jugaron tres jornadas y antes de que el torneo se suspendiera para darle paso a la Leagues Cup, algo que se repetirá en 2024.

Además ya es una constante que las jornadas se queden incompletas por compromisos amistosos, malas condiciones de las canchas o conciertos, mientras que otras jornadas se saltan, por ejemplo, un partido de la jornada 8 se disputa entre la jornada 4 y 5.

Estamos a prácticamente dos años para el inicio del Mundial del 2026, y el proyecto de la Selección Mexicana sigue en el mismo lugar que aquel 30 de noviembre del 2022, en Qatar, y aunque los nombres han cambiado, el Tri es dirigido por el mismo grupo televisivo.

Con información de Sopitas

Advertisement